100 estrellas

Ver ránking del fútbol español *** Internacional *** Jugadores *** Récords  *** Entrenadores  *** Tácticas *** Estadios *** Miscelánea

Recogemos en estas páginas la breve biografía de más de 100 jugadores. En fondo amarillo resaltamos a los 10 mejores jugadores españoles, en fondo naranja los 10 mejores jugadores extranjeros que han pasado por la Liga, y en fondo rosa 5 cracks que triunfaron en Mundiales pero no brillaron en su paso por España.

Belaúste, la Furia

José María Belaustegigoitia (Bilbao 1889 – México DC 1964). El hombre que con su gol y su grito («A mí, Sabino, que los arroyo») contra Suecia en 1920 dio nacimiento a la Furia española era vasco, nacionalista, abogado y jugaba en la retaguardia. Aparece en aquel pequeño Athletic en 1905, debuta en Copa en una semifinal el 4 de abril de 1909 (cae ante el Cicilista), volverá asiduamente a esta competición: Nadie ha superado todavía (pero sí igualado) sus 7 títulos de Copa del Rey (aunque solo ganó 6 finales de las 8 que disputó). Sigue siendo abanderado del Athletic hasta 1926 (son 21 años, en que anota 7 goles en Copa y 15 en campenato regional), con una pausa al ser castigado por sus ideas por 1922; por el mismo motivo se exilia a México en 1937.

Paulino Alcántara, Romperedes

Paulino Alcántara

Paulino Alcántara (Ilo Ilo, Filipinas, 1896 – Barcelona 1964). Febrero de 1912, con 15 años debuta en el Barça un chaval nacido en la Filipinas española, con 16 está jugando la final de Copa (0-0 y 2-1 ante la Real Sociedad, 17 y 23 de marzo de 1913); sus obligaciones en Filipinas y como médico parten su carrera en tres tramos (1912-1916, 1918-1926 y brevemente en 1927) en las que luce una eficacia goleadora inigualable: 35 goles en la Copa (es 5 veces campeón, marca en 3 finales), 96 goles en Campionat de Catalunya, las cifras recopiladas por el Barça del dan 369 goles incluyendo los partidos amistosos. Aunque solo jugó en el FC Barcelona, su gol más recordado es el que marcó con la selección ante Francia (0-4) en París en 1922, con tal potencia que incluso rompió la red.

Pichichi

Rafael Moreno Pichichi (Bilbao 1892 – Bilbao 1922). El primer mítico delantero del Athletic y del fútbol español, jugaba de extremo con una capacidad de regate excepcional para la época. Tras jugar en el Bilbao FC, debuta en el Athletic con dos goles al Madrid FC en Copa (0-3) el 17 de marzo de 1913. En una época de pocos partidos oficiales anota 10 goles en Copa y 73 en campeonato regional; los más recordados el primer gol en el estadio San Mamés (1913) y el hat trick en la final de Copa de 1915. Se retira en 1921 y fallece por el tifus solo un año después; tal es el impacto y la huella que deja que se erige un busto en su recuerdo en San Mamés (1926) y se da su nombre al trofeo al máximo goleador de la Liga desde 1952.

Rafael Moreno Pichichi

René Petit (FRA)

René Petit (Dax, Francia, 1899 – Hondarribia 1989). El hijo de un ingeniero francés, criado a caballo de Irún y Madrid, llegará a ser el jugador más talentoso en ambos equipos. Es titular en el Real Madrid con 15 años en 1914-15 y se despide del club merengue con un gol en la final de Copa de 1917 contra el Arenas de Guecho (2-1) tras marcar 3 goles en Copa y 11 en campeonatos regionales. Al año siguiente vuelve a ser campeón de Copa con el Real Unión de Irún; tras un año en el ejército francés (y en Stade Bordalais) estará otras 14 temporadas en el equipo irunés, del que es la gran estrella (gana por tercera vez la Copa y anota 31 goles en esta competición y 9 en 48 partidos en Primera División, ya en los últimos años de su carrera), incluso jugará 2 patidos en Segunda con el Unión.

Ricardo Zamora, el Divino

Ricardo Zamora (Barcelona 1901 – Barcelona 1978). El mejor portero del mundo, como se le reconoce tras el Mundial de 1934, había debutado en el Campionat de Catalunya con solo 15 años en febrero de 1916. Ese mismo año pasa al RCD Español, con el que debuta en Copa nada menos que en una semifinal ante el Madrid FC con victoria por 3-0 el 8 de abril de 1918, con 17 años. Objeto de polémicas al irse al FC Barcelona en 1919 (inicio de la Edad de Oro) y al volver al Español en 1922, como profesional encubierto. De hecho, juega en muchísimos equipos en amistosos, y deja huella en todos (34 partidos oficiales en el Barça, 147 en el Espanyol, 26 de ellos de Primera División). En 1930 firma por el Real Madrid con el que juega 82 partidos de Liga y le hace dos veces campeón. Se despide con la mitica parada que le da la Copa de 1936 al Madrid (antes la ganó con Barça y Espanyol); en la Guerra ha de ocultarse y acaba jugando en Francia en el Niza.

Samitier, l’home llagosta

Samitier, Alcántara y Vicenç Piera

Josep Samitier (Barcelona 1902 – Barcelona 1972). El primer jugador completo en todas las posiciones y primera leyenda del FC Barcelona, en que debuta con 17 años (en la Copa lo hace ganando 0-1 en Irún el 28 de marzo de 1920), líder de la Edad de Oro del Barça, con el que gana 5 Copas y 1 Liga. Sus 69 goles en Copa son la segunda mejor marca global (64 con el Barcelona, cuatro los anota en campo del Madrid, 1-5, en 1926), también se le considera máximo goleador del Campionat de Catalunya (97 tantos). Tras 13 temporadas en el Barça (juega cuatro ligas, 28/20), en 1932 ficha por el Real Madrid donde solo pasa dos temporadas pero gana dos ligas (solo juega 8 partidos, 4 goles). Tras entrenar al Athletic Madrid, durante la Guerra vuelve a jugar, en el Olympique Niceois.

Jacinto Quincoces

Jacinto Fernández de Quincoces (Barakaldo 1905 – València 1997). Si hay un defensa cuyo nombre resuena 100 años después, ese es Quincoces, famoso por el pundonor mostrado en el doble duelo contra Italia en el Mundial 1934. No tuvo fácil darse a conocer, desde 1923 jugaba en el Alavés en la segunda categoría vizcaína. Debuta en la selección en los JJ.OO. de Ámsterdam (7-1 a México en los JJ.OO el 30 de mayo de 1928), lidera en el Alavés en semifinales de Copa en 1928 y el ascenso a Primera División (18/0), antes de pasar junto a Ciriaco al Madrid FC , en el que formarán una defensa legendaria que gana dos Ligas; de 1930 a 1942 serán 8 temporadas en el Real Madrid (132/0), con un paréntesis en la Guerra en que vuelve a jugar con el Alavés la semifinal de Copa (1939).

Plattkó (HUN)


Ferenc Plattkó 
(Budapest 1898 – Santiago de Chile 1983). Dos partidos amistosos del MTK Budapest llevan al FC Barcelona a fichar al portero del equipo húngaro en verano de 1924; debutará en el Barça en Copa el 1 de marzo de 1925, dos después juega la final, la primera de las tres que ganará. La más recordada es la de 1928, empate a uno en una batalla campal con la Real Sociedad, Plattkó sale del campo lesionado y vuelve entre vendajes; el poeta Rafael Alberti le dedicará su famosa Oda a Plattko. Ya treintañero, solo jugará 17 partidos de Liga en dos temporadas (campeón en 1929) para acabar su carrera en Racing Madrid y Recreativo de Huelva.

Luis Regueiro

Luis Regueiro (Irún 1901 – México DF 1995). Interior derecho que se da a conocer en 1927 al llevar al Real Unión de Irún a levantar el trofeo de Copa (en la que debutó solo un año antes, con el 3-0 al Deportivo el 18 de abril de 1926) y debutar en la selección con victoria 1-4 en Francia. Estrella indiscutible del Real Unión en sus mejores tres años en Primera (53/37), ficha en 1931 por el Madrid FC (92/44) con el que gana dos Ligas; en 1937 forma parte de la legendaria selección de Euskadi; triunfará también en la Liga mexicana con el Euskadi, el Asturias y el América.

Blasco, el Electricista

Gregorio Blasco (Muskaria 1909 – México DF 1983). No imaginaba lo lejos que iba a llegar aquel portero de 17 años que debutaba el 7 de noviembre de 1926 en el Acero de Bilbao (pierde 2-1 en Baracaldo en el C. de Vizcaya) y meses después pasa al Athletic (113/0), del que será titular durante 9 temporadas (gana 4 Ligas y 4 Copas, es el único portero que ha ganado 4 finales consecutivas). Con la Guerra se embarcará en el largo periplo del Euzkadi, para hacerse legendario con el mismo equipo, con el RC España (gana 3 ligas mexicanas) y con el Atlante (gana 1 liga más en 1947), su prestigio le lleva incluso a River Plate, donde estará menos de un año (1940) y donde recibe el apodo de El electricista.

Cholín

Ignacio Aldecoa, Cholín (Tolosa 1906 – Granada 1967). Muy polémico fichaje en 1927, Cholín deja el Tolosa para ir a su gran rival, la profesionalizada Real Sociedad donde se unirá a Kiriki, Mariscal o Paco Bienzobas para formar un delantera histórica que luchará por todos los títulos en 1928 y por la liga de 1931; debuta el 4 de septiembre de 1927 con un gol al Arenas (2-3) y permanece en Atotxa siete temporadas en Primera (94/54) e incluso dos en Segunda, y se convierte en máximo goleador histórico (lo será durante 50 años). En 1940 ficha por el Granada CF, con el que logra un gol decisivo para el primer ascenso nazarí (al ganar 1-2, casualmente en Atotxa), pero en Primera casi no juega (5/1) y cierra su carrera en el Alavés (1942-43)

Victorio Unamuno

Victorio Unamuno (Bergara 1909 – Durango 1988). Procedente del Alavés, Unamuno es titular en el Athletic en la primera jornada de Liga (10 de febrero de 1929). Como delantero centro del Ahtletic (1928-1933) queda encajado entre Suárez y Agustín Bata, tras tres años sin oportunidades toma la inédita decisión de irse al Betis en 1933, en que se erige en el gran goleador del Betis campeón de Liga (55/29 en tres temporadas), con un hat trick el día que la gana en Santander (0-5). Tras la Guerra Civil vuelve al Athletic y es el máximo goleador de la Liga 1939-40; se retira en 1942 para dejar su sitio a Zarra, deja un bagaje de 86/72 en el Athletic.

Gorostiza, Bala roja

Guillermo Gorostiza (Santurtzi 1909 – Bilbao 1966). Reconocido como el mejor extremo izquierda del mundo, leyenda de dos clubs históricos, su mala vida le llevó a la miseria en los últimos años. Juega brevemente en el Arenas (diciembre 1927), en Buenos Aires y en el Racing Ferrol, debuta en el Athletic el 22 de septiembre de 1929, miembro de la primera delantera histórica famosa por sus goleadas, gana cuatro Ligas y cuatro Copas (140/109), venerado desde su primera liga con gestas como 3 goles en Atotxa (1-7) y 4 al Arenas (5-2); con 31 años en 1940 se va al Valencia, donde mantiene su extraordinaria velocidad y formará parte de la Delantera Eléctrica con la que gana dos Ligas más (115/72). En 1937 juega en la selección de Euzkadi (la abandona para alistarse el requeté carlista) y desde 1946 en Baracaldo AH, R. Juvencia de Trubia y CD Logroñés (entrenador-jugador hasta los 40).

El Txato Iraragorri

José Iraragorri (Basauri 1912 – Galdakao 1983). Debuta con la selección española (0-0 contra Italia) el 19 de abril de 1931, cinco días después de proclamarse la República, su vida seguirá una trayectoria paralela. Llevaba dos años siendo fijo como interior en la primera delantera histórica del Athletic; tras ganar 4 Ligas y 4 Copas, su carrera sufrirá una interrupción de 10 años de Guerra y exilio hasta que regrese en 1946 para tres años más con presencia menguante y un balance final de 191 partidos y ¡94 goles! en Primera, sin olvidar que marcó el primer gol de España en un Mundial (3-1 de la República Españoal a Brasil en 1934). En su mochila, la selección de Euzkadi, unos meses en San Lorenzo de Almagro y cinco años en RC España, en los que gana 4 títulos en México.

Elícegui, el expreso de Irún

Julio Elícegui (Castejón 1910 – A Coruña 2011). Aunque ya juega algunos partidos desde diciembre de 1930, la velocidad de Elícegui le descubre en la temporada 1931-32 como la revelación de la liga, pese a lo cual el Unión de Irún (19/11) no logra eludir el descenso; tras marcar 30 goles en Segunda con el equipo irunés, en 1932 ficha por el Athletic Madrid (60/41), que asciende a Primera con sus goles en 1933 e incluso gana la Liga en 1940 (con Elícegui marcando un gol definitivo en el último partido al Valencia); en medio, la Guerra y un año en el improvisado Alavés de 1939. En octubre de 1940 recala en La Coruña (18/9), donde colabora en otro ascenso a Primera.

Pedro Areso

Pedro Areso (Ordizia 1911 – Buenos Aires 2001). Ni el bético más optimista imagina que el defensa que debuta en Primera y en el Betis recibiendo 9 goles en San Mamés (27 de noviembre de 1932) llegará a ser el mejor de la historia del club. Llega a Heliópolis tras dos años con el Murcia en Segunda y formará con Serafín Aedo la mejor pareja defensiva, incluso gana la Liga con el Betis tras encajar solo dos goles en los últimos 6 partidos. Ese verano de 1935 deja el Betis (51/0) para fichar por el Barcelona (22/0) donde solo permanecerá un año, antes de embarcar con la selección de Euzkadi (1937-39) y quedarse en Argentina, donde jugará en Tigre y Rácing de Avellaneda.

Lángara

Isidro Lángara (Pasaia 1912 – Andoain 1992). El mejor promedio goleador de la historia de la selección lo tiene Isidro Lángara (17 goles en 12 partidos). No triunfa en el País Vasco, pasa de Euskalduna a Oviedo en 1930, marca 60 goles en tres años en Segunda y por fin debuta en Primera el 5 de noviembre de 1933 con un hat trick en el histórico 7-3 al Barcelona. Tres temporadas en Primera y tres trofeos de máximo goleador. Pero llega la Guerra CIvil, Lángara participa de la gira de la selección de Euskadi y tiene una carrera triunfal en América: será también máximo goleador de la Liga argentina (en San Lorenzo marca 112 goles entre 1939 y 1943) y dos veces de la mexicana (120 goles para RC España). En 1946 vuelve a su querido Oviedo para dos años más en Primera (90 / 105). Se dice que en total marcó 525 goles.

Campanal

Marcelino Guillermo González del Río, Campanal (Gozón 1912 – Sevilla 1984). El mejor ariete de la historia del Sevilla nace en una aldea asturiana, Campanal, se forma en el Sporting (1927-1929) y es fichado a los 17 años por el Sevilla FC, en que estará otros 17 años, en que golea en Segunda (28 en 18 partidos el año del ascenso), marca en dos finales de Copa (dos goles en 1935 y tres en 1939) y anota 101 goles en 157 partidos en Primera, campeón de Liga en 1946, el año de su retirada; había debutado en la máxima categoría el 2 de diciembre de 1934 ante el Athletic de Madrid (4-0), antes ya había debutado en la selección nada menos que en el desempate ante Italia del Mundial 1934.

El vasco Zubieta

Ángel Zubieta (Galdakao 1918 – Buenos Aires 1985). Zubieta fue una gran figura en la liga argentina, al que descubrimos en la mítica gira de San Lorenzo de Almagro en 1946-47. Debuta en Primera con 17 años en el Athletic (10 de noviembre de 1935) y es campeón de Liga (21/2); antes de cumplir 18 debuta en la selección española y se le reconoce como el joven con más proyección. Con Euzkadi vive un largo viaje, que culmina jugando un año la liga mexicana. En 1939 ficha por San Lorenzo, donde milita 13 años (gana la liga de 1946) y llega a ser el capitán del Ciclón. En marzo de 1953 vuelve a España para ser jugador del Deportivo (56/2), deja el terreno de juego en febrero de 1956 para ser entrenador del equipo gallego.

Mundo

Edmundo Suárez, Mundo (Barakaldo 1916 – València 1978). El 13 de febrero de 1938, en plena Guerra Civil, un joven baracaldés formado en el Athletic marca 4 goles para el Oriamendi en el trofeo Brigadas de Navarra (7-2 al Alavés). Alistado poco después, le veremos en los equipos 80ª Cía. de Automóviles y Recuperación de Levante, hasta llamar la atención del Valencia, en que militará 11 años (1939-1950), se convierte en su máximo goleador histórico, gana 3 ligas, 2 Copas y dos Pichichis como ariete de la Delantera eléctrica; 186 goles en Liga en solo 208 partidos, marca 6 al Betis (8-3) en un increíble partido camino de ganar la Liga de 1944. Aún jugará la temporada 1950-51 en el CD Alcoyano (21/9) pero no elude el descenso.

Campos

Francisco Campos (Las Palmas 1916 – Madrid 1985). El destino de Paco Campos cambió con la Guerra, cuando dejó el Marino FC para incorporarse al improvisado equipo Aviación Nacional, junto a otros futbolistas canarios, con el que disputa la Copa de 1939 (Campos debuta el 14 de mayo). La fusión con el Athletic Madrid le lleva a ser el interior izquierdo, muy goleador, del Athletic Aviación (193/120) que gana dos ligas consecutivas y permanece 9 temporadas, siempre titular; cuando deja de serlo se van al Gijón, tres años en Segunda (61 goles más) y uno en Primera (11/7). Entre otras tardes de gloria, se recuerdan sus 4 goles al Celta para remontar del 0-3 al 5-4 en septiembre de 1940.

Panizo

José Luis López Panizo (Sestao 1922 – Portugalete 1990). Del torneo organizado por el Athletic en 1939 para descubrir nuevos valores surge un interior izquierdo que será titular desde el primer partido de Liga (3 de diciembre de 1939) hasta abril de 1954; era el miembro con más calidad individual de la segunda delantera histórica del Athletic (326 / 136), pero también marcaba goles: 6 al Levante (6-2) en un partido de Copa en 1947 . Tras jugar solo un partido en 1954-55, Panizo jugará un año en Segunda con la SD Indauchu.

Zarra

Telmo Zarraonaindia, Zarra (Erandio 1921 – Bilbao 2006). El máximo goleador de la centenaria historia del Athetic (que es mucho decir, se cifran en 335) debuta el 29 de septiembre de 1940 con dos goles en campo del Valencia; un año después ya es el ariete indiscutible, en 1943 gana Liga y Copa y en 1945 obtiene su primer Pichichi… llegará a lograr seis; en 1950 vive una segunda juventud: marca el histórico gol de España a Inglaterra (1-0) en Maracaná, y anota 38 goles en la liga siguiente, un registro que no se superará hasta 60 años después, como el de máximo goleador de Primera con 252 goles (en 277 partidos); conserva otros récords: ha logrado 8 pókers en liga, en 8 cinco ocasiones marcó goles o más; y es el máximo goleador de la Copa, con 81 tantos (fue 5 veces campeón), y el único en marcar 4 goles en una final (1950). En 1955 deja al Athletic pero sigue jugando (sin cobrar) en Segunda para Induachu y Baracaldo (hasta 1957) como ya hizo para el Erandio en 1939-40.

Piru Gaínza, el gamo de Dublín

Agustín Gaínza (Basauri 1922 – Basauri 1995). 19 años como extremo izquierdo del Athetic de Bilbao, parte imprescindible de la segunda delantera histórica, disputa en el Bilbao Athletic la Copa de 1939, pierde un año en el servicio militar y defiende los colores del Athletic, su único club, desde el 13 de octubre de 1940 hasta mayo de 1959. Aunque gana dos ligas (380/117) con dos generaciones distintas (1943 y 1956), deja registros imbatidos en Copa: nadie supera sus 7 títulos de campeón y nadie ha igualado los 8 goles que marcó al Celta en un solo partido (12-1 en 1947). Su velocidad es legendaria, y le valió el apodo del gamo de Dublín por su brillante actuación en un Irlanda – España (1-4) en 1949.

César, el Pelucas

César Rodríguez (León 1920 – Barcelona 1995). Un delantero con mucha técnica (frente a la tradición de arietes fortachones) logra a ser el mayor goleador del Barcelona (287/190) en el siglo XX. El Barça lo descubre en León en 1939, pero lo cede al Sabadell y al Granada (24/23), con el que asciende y debuta en Primera (29 de septiembre de 1941), incluso le marca 6 goles al Castellón (7-3). Por fin recala en Les Corts, donde ganará 5 Ligas, 3 Copas y 2 Copas Latinas, de hecho marca de cabeza el gol que culmina la histórica temporada de las Cinco Copas con la Copa Latina 1952. Jugador muy longevo: en 1954 juega en el España Industrial, acompaña a su Cultural (15/3) en Primera, luego al Perpignan FC y al Elche CF (27/5), en que es entrenador-jugador, lo asciende a Primera y marca goles incluso con 39 años.

Juan Arza

Juan Arza (Estella 1923 – Sevilla 2011). ¿Cómo puede un navarro convertirse en el gran abanderado del Sevilla? Tras empezar en Izarra y D.Alavés, Arza brega en 1942-43 en el CD Málaga en la fase de descenso de Segunda a Tercera, que culmina con la venta del Niño de Oro, que militará durante 16 temporadas en el Sevilla CF (349/182), no solo será su capitán y su máximo goleador histórico, sino que gana una Liga (1946), una Copa (y marca en la final) y en la última jornada de la Liga 1951 se le anula un gol que habría hecho campeón al Sevilla, incluso gana el Pichichi en 1955 pese a jugar de interior. Tras dejar el Sevilla juega un año en Segunda con el Atlético Almería (1959-60).

Pahíño

Manuel Fernández, Pahíño (Vigo 1923 – Madrid 2012). Uno de los mejores goleadores de la historia del fútbol español, no pudo brillar en la selección porque se le acusaba de comunista (leía escritores clásicos rusos) y fue marginado de 1948 a 1955, pero dejó su sello en los equipos en que jugó. Debuta en el Celta (82/53) el 26 de septiembre de 1943 con una derrota por 7-0; tras vivir descenso y ascenso llega a ser máximo goleador en la liga 1947-48 y marca los dos goles en la prórroga que meten en la final de Copa al Celta; de ahí el fichaje por el Real Madrid (124/109), donde vuelve a ser Pichichi pero no gana ningún título y en 1953 ha de dejar su lugar a Di Stéfano. Seguirán tres años en el Deportivo (72/46) y uno en Segunda en Granada hasta retirarse en 195

Ramallets, el gato de Maracaná

Antoni Ramallets (Barcelona 1924 – Vilafranca del Penedès 2013). El portero del Barça de las Cinco Copas y del Mundial 1950 (no era titular inicialmente, pero juega ante Inglaterra y Uruguay) no lo tuvo fácil para ser titular en ninguno de los dos. Empezó en Tercera en el Europa y el CD San Fernando, debuta en Segunda el 7 de enero de 1945 con el Mallorca; en verano de 1946 lo ficha el Barcelona, pero lo cede un año al Real Valladolid (en Tercera). Dos años como suplente de Velasco, hasta que este sufre una grave lesión ocular; Ramallets enseguida hace suya la portería del Barça (288/0) que defenderá durante 14 temporadas (es titular en 11), en las que gana 5 veces el trofeo Zamora; con él en la portería el Barça gana 18 títulos (aunque en 3 no jugó), incluyendo 6 ligas y 4 internacionales; sin embargo, en su último partido tiene muy mala suerte y contribuye a la derrota en la final de Copa de Europa de 1961.

Molowny

Luis Molowny (Santa Cruz de Tenerife 1925 – Las Palmas 2010). Estuvo a punto de fichar por el Barcelona, pero acabó siendo estrella del Real Madrid. En 1946, cuando el Barça estaba a punto de fichar a un talentoso centrocampista del Marino, Santiago Bernabéu decido que el jugador ha de ser suyo, envía en avión a Quincoces y contrata a Luis Molowny. Tras dedicar unos meses a completar la mili, el 1 de diciembre de 1946 Molowny debuta marcando el gol de la victoria ante el Barcelona (2-1); permanece 12 temporadas en el club (172/90), especialmente brillante de 1949 a 1955, haciendo pareja en el centro del campo con Miguel Muñoz, ganando dos Ligas al llegar Alfredo Di Stéfano. Tras dos años en el banquillo, en 1957-58 juega en la UD Las Palmas (3/1)

Basora, el monstruo de Colombes

Estanislau Basora (Navàs 1926 – Las Palmas 2012). El 22 de septiembre de 1946 debuta en el Barça un joven extremo derecho procedente del Manresa; un año después es titular indiscutible, lo será durante 7 años mágicos en que gana 4 ligas y contribuye a conseguir dos Copas Latinas (marca el gol decisivo ante el Sporting en 1949 y dos goles en la semi ante la Juventus en 1952); miembro destacado (y el más veloz) del Barça de las Cinco Copas, se despide en 1958 tras ganar la Copa de Ferias (237/89), tras superar una grave lesión para lo cual es cedido medio año al Lleida en 1956. En 1949 marca tres goles para la selección en campo de Francia (1-5), además será el máximo goleador de España en el Mundial de 1950, igualado con Zarra, anotando los dos goles en el empate ante el campeón Uruguay (2-2).

Tonico Puchades

Antonio Puchades (Sueca 1925 – Sueca 2013). El jugador más querido de la historia del Valencia gracias a su implicación y pundonor en 12 temporadas en el club (258/4). No era el que tenía más calidad (su compañero en el centro del campo, Pasieguito, estaba más dotado) en el que ganó más títulos (militaba en el Mestalla cuando el Valencia gana la liga 1946-47 y él solo juega 4 partidos), pero desde octubre de 1947 a junio de 1955 solo falta en 8 partidos de liga (en este período además gana dos Copas, es el capitán en la heroica final de 1954), erigido en líder indiscutible del Valencia. Se retira en 1958 sin haber jugado en ningún otro equipo.

Ben Barek

Abd al-Qadir Larbi Ben Barek (Casablanca 1917 – Casablanca 1992). La primera gran estrella de color en el fútbol español empezó en su Marruecos natal, se da a conocer en el Stade Français (dirigido por Helenio Herrera) y la selección francesa y recala en el Atlético Madrid (114/58) en 1948 (debuta el 19 de septiembre) y es el artífice de la Delantera de Seda y la Delantera de Cristal que ganan dos títulos de Liga (de nuevo con H.H.); se recuerdan los dos primeros goles que marcó en el partido decisivo de 1950-51 ante el Valencia (4-4). Había llegado siendo ya un veterano (34 años) y seguirá hasta los 39, juega sus últimos partidos, castigado por las lesiones, en diciembre de 1953…. y aún jugará tres años en Francia, Argelia, Bélgica y Marruecos.

Segarra

Juanitu Segarra (Barcelona 1927 – Taradell 1980). El gran capitán histórico de Barcelona, en que jugó 16 temporadas, según la época era lateral izquierdo o centrocampista (sobre todo desde 1958). Hasta los 22 años jugaba en el Vilafranca, debuta en el Barça en amistoso contra el Espanyol (4-4) en mayo de 1950. Es parte del equipo de la Cinco Copas y el más emblemático capitán del Barça (297/17) que gana ligas y Copas de Ferias a finales de los 50. Se retira en 1964 con 15 títulos en su haber y un enorme prestigio como líder de un Barcelona que la afición añorará durante una década.

Kubala (HUN)

László Kubala (Budapest 1927 – Barcelona 2002). Más que un futbolista, tan brillante que Serrat le dedicó una canción describiendo su juego y que hubo que construir el Camp Nou para acoger a la creciente afición del Barcelona, club al que llegó tras una azarosa vida en que juega con Checoslovaquia y Hungría, es declarado prófugo por el gobierno de este país y forma un equipo de refugiados el Hungaria, del que pasará al Barcelona unto a su entrenador Daucík (que es su cuñado). Los problemas burocráticos retrasan su debut hasta la Copa de 1951… en dos años lideradrá al Barça de las Cinco Copas que gana dos Ligas, tres Copas y una Copa Latina, incluso sobreponiéndose a una grave tuberculosis. Tan imprevisible dentro como fuera del campo, capaz de marcar 7 goles al Gijón (9-0 en 1952) o de remontar él solo un partido, venerado incluso en sus últimos años (enfrentado a HH), se despide del Barcelona (186/131) en la triste final de la Copa de Europa de 1961, antes ganó 14 trofeos. Tras una temporada como entrenador del Barça, descuelga las botas y juega en 1963-64 en el Espanyol (29/7)

Garay

Jesús Garay (Bilbao 1930 – Bilbao 1995). Defensa central de gran sobriedad descubierto por el Athletic a los 18 años, juega cedido en el Erandio en Segunda antes de debutar el 8 de octubre de 1950 con una victoria por 9-4 ante el Celta. Protagonista junto a Orúe y Canito de la defensa histórica que gana el doblete en 1956, es uno de los Once aldeanos que en 1958 ganan la Copa (para Garay es la tercera). En 1960 el Athletic (242/7) lo traspasa al Barcelona (89/3), con ese dinero se construye la nueva tribuna de San Mamés, llamada Tribuna Jesús Garay); tras cinco años en que la veteranía no es suficiente para ganar títulos (solo levanta 1 Copa y pierde dos finales europeas) aún jugará en 1965-66 en el CD Málaga (16/0)

Marquitos

Marcos Alonso, Marquitos (Santander 1933 – Santander 2012) fue el lateral derecho imprescindible del gran Real Madrid. Debuta en Primera el 16 de diciembre de 1951 es su Real Santander (42/0), en que madura hasta fichar por el Real Madrid (158/2) en 1954 con 21 años; permanecerá 8 temporadas y media, en que gana 5 Copas de Europa (juega 4 finales) y 6 Ligas, incluso marca un gol, el 3-3, en la final de 1956 ante el Stade Reims. Tras un año sin ser titular, prefiere cambiar de aires y desde diciembre de 1962 juega en el Hércules (en Segunda), Real Murcia (24/1) y Calvo Sotelo (dos años en Segunda hasta retirarse en 1966). Marquitos debuta con España (1955) inaugurando una nisaga que continuarán su hijo Marcos (1981) y su nieto Marcos Alonso (2018).

Gento, la Galerna

Francisco Gento (Guarnizo 1933). Su calidad, su excepcional punta de velocidad y su acierto cara al gol hacen de Paco Gento el gran extremo izquierdo del Madrid de Di Stéfano y tambien de la década de los 60, en que domina absolutamente el fútbol español. Insuperables sus 6 Copas de Europa y 12 Ligas, ganadas todas en el Real Madrid que lo ficha con 20 años tras verle jugar solo 10 partidos en Primera desde qie debuta con el Santander (10/2) el 22 de febrero de 1953. Correrá como nadie más lo ha hecho la banda izquierda del Real Madrid (427/127) durante 18 temporadas, en que disputa 8 finales de Copa de Europa (marca en 1957 a la Fiorentina y el gol de la victoria en la prórroga en 1958 ante el Milan) y su último partido es el desempate de la final de la Recopa de 1971 ante el Chelsea, que es el único en 600 partidos en el Real Madrid en que entró desde el banquillo. Pese a esta derrota y sin contar la Eurocopa 1964 (no jugó en la fase final), Gento cierra su carrera con 23 títulos.

Maguregui

José María Maguregui (Urao-Miraballes 1934 – Bilbao 2013). Tras iniciarse en el CD VIllosa de Llodio y el Arenas de Guecho, Maguregui debuta en el Athletic el 14 de septiembre de 1952 aunque será un año después cuando empiece a formar el legendario centro del campo bilbaíno con Mauri, con quien convive 9 años en los que el Athletic reverdece laureles en Liga (1956) y Copa (1955, 1956 y 1958) e incluso impresiona en Copa Latina (finalistas en 1956) y en Europa. Magu, que era el más técnico de los dos, quizá deja el Athletic (198/35) demasiado pronto, para probar en 1961 en el Sevilla (19/0), en 1963 en el Espanyol (14/3) y en 1964 en el Recreativo (un año en Segunda) antes de empezar una larguísima carrera como entrenador de equipos modestos de 1969 a 1993.

Di Stéfano, la Saeta Rubia (ARG)

Alfredo di Stéfano (Buenos Aires 1926 – Madrid 2014). Si un futbolista ha cambiado la historia de un club, para llevarlo a ser el mejor del mundo, ese es Don Alfredo di Stéfano. Su carrera en Argentina (donde se convierte en estrella de River Plate en la época post-La Máquina) se ve truncada por una huelga que le lleva a fichar en 1949 por Millonarios de Bogotá. En 1952 el Barcelona compra sus derechos a River, incluso Di Stéfano se instala en Catalunya, pero Santiago Bernabéu negocia con Millonarios, la FIFA se desentiende y la posterior decisión de las autoridades españoles resulta inaceptable para el Barça, por lo que la saeta rubia recala finalmente en el Real Madrid (282/216) el 27 de septiembre de 1953. A partir de ahí, ejerce de jugador total, goleador, creador y líder, dos ligas en los primeros dos años, cinco Copas de Europa en los cinco siguientes, cuatro ligas más en sus últimas cuatro temporadas. Entre sus 308 goles para el Madrid destacan los que marca en 4 finales de Copa de Europa (tres goles al Eintracht en 1960). Enfrentado a Bernabéu cuando este le relega a la suplencia en dos partidos europeos, en 1964 se va al Español (47/14) a las órdenes de su amigo Kubala, donde se retira en mayo de 1966.

Luisito Suárez

Luis Suárez Miramontes (A Coruña 1935) es el único jugador español ganador del Balón de Oro, en 1960, en su último año en el Barcelona. Debutó en Primera en Les Corts (6 de diciembre de 1953) pero con la camiseta del Deportivo (17/3); solo 5 meses después debutaba con la del Barça (en otro partido ante el Depor, en Copa). Su enorme talento como interior izquierdo le lleva a ganar protagonismo en sus 7 años en el Barça, hasta el punto de desplazar a Kubala. Luisito Suárez es decisivo en las dos Copas de Ferias ganadas por el Barcelona (122/60), y marca los dos goles en campo del Real Madrid que permiten eliminarlo de la Copa de Europa 1960-61, pero tras perder la final de Berna escucha la llamada del Inter de Milán de Helenio Herrera (el fichaje más caro del mundo en ese momento), en el que será la gran estrella y se proclamará tricampeón de Liga y bicampeón de Europa de clubs (1964 y 1965); también es campeón europeo con España en 1964, su presencia en la selección se prolonga de 1957 a 1972. Cuelga las botas en la Sampdoria en 1973.

Héctor Rial (ARG)

José Héctor Rial (Pergamino 1928 – Madrid 1991). Tras despuntar en la gira del mítico San Lorenzo de Almagro (1948), el argentino Rial recala en Colombia y Uruguay hasta que Di Stéfano pide su fichaje para que le acompañe como interior en el Real Madrid, en el que debuta el 12 de septiembre de 1954. En su primera temporada marca los dos goles en la final de la Copa Latina ante el Stade Reims (2-0) y en la segunda otros dos goles en la final de la primera Copa de Europa ante el mismo rival (4-3). En siete temporadas (114/60) gana 4 Ligas y 5 Copas de Europa, aunque no jugó la final de 1960 porque había dejado de ser titular por lo que meses después ficha por el chileno Unión Española, y luego por el RCD Espanyol (6/0) en 1961-62 y por el Olympique de Marsella.

Peiró, el galgo

Joaquín Peiró (Madrid 1936 – Madrid 2020). El galgo del Metropolitano llega al Atlético Madrid procedente de la AD Ferroviaria a los 18 años, aunque pasa un año en Segunda cedido en el Real Murcia. Debuta el Atlético Madrid el 1 de enero de 1956 marcándole un gol al Murcia. En 7 años como interior izquierdo el Atlético Madrid (166/95) forma el ala infernal con Enrique Collar, logrando éxitos como dos Copas y una Recopa, con Peiró marcando goles en cada una de estas finales, incluso en el desempate ante la Fiorentina; pocos días después anota 4 goles en campo del Sevilla… y es traspasado al acaudalado Torino (octubre 1962); de allí al Inter (1964) y la Roma (1966 a 1970); entre sus triunfos italianos dos Ligas y una Copa de Europa con el Inter y una Copa con la Roma.

Kopa (FRA)

Raymond Kopaszewski, Kopa (Noeux les Mines 1931 – Angers 2017). El pequeño delantero francés lidera el Stade Reims (1951-56) al que lleva a la final de la Copa de Europa de 1956, tras la cual ficha por el Real Madrid en que, tras probar varias posiciones en que aprovechar su habilidad para el regate, se afianza como extremo derecho. Ha de esperar a la nacionalización de Di Stéfano para debutar (21 de octubrecde 1956). En sus tres temporadas en el Real Madrid (79/24) gana 3 Copas de Europa, 2 Ligas y 1 Copa Latina; en su primera temporada marca en Manchester (2-2) un gol valiosísimo en semifinales de Copa de Europa. Sin embargo, su deseo de volver a Francia para jugar con su selección (con la que fue elegido mejor jugador del Mundial 1958) hace que vuelva al Stade Reims en 1959, donde permanecerá hasta su retirada en 1967.

Olivella

Ferran Olivella (Barcelona 1935). Salido de un equipo de barrio, el Pueblo Seco, Olivella es uno de los artífices del ascenso del filial España Industrial a Primera en 1956, por lo que debutará en esta categoría ya en el Barcelona (214/1) el 9 de septiembre de 1956. Se afianza como lateral derecho tiular durante 4 temporadas (en que gana dos ligas). Dos años más como suplente antes de redescubrirse como central en 1963; no solo vuelve a ser titular indiscutible, sino que juega (y es el capitán) con la España que gana la Eurocopa 1964 así como la Copia de Ferias de 1966, que le convierte en el único futbolista que la ha ganado tres veces. Tras dos últimas temporadas en que apenas juega, se retira en 1969 en el que fue su único club profesional.