200 estrellas (primera parte)

Ver ránking del fútbol español *** Internacional *** Jugadores *** Récords  *** Entrenadores  *** Tácticas *** Estadios *** Miscelánea

Ver 200 estrellas (segunda parte) – Ver 200 estrellas (tercera parte)

Recogemos en estas páginas la breve biografía de más de 200 jugadores que se comentaron en los diversos capítulos como «Un debutante» o «Bienvenido a La Liga». En fondo amarillo resaltamos a los 12 mejores jugadores españoles, en fondo naranja los 12 mejores jugadores extranjeros que han pasado por la Liga, que en los capítulos se comentan como «Ha nacido una estrella» y «Ha llegado una estrella». Los nombres en cursiva indican que el jugador sigue en activo. Los datos entre paréntesis se refieren a partidos jugados y goles marcados solo en Primera división (datos actualizados a 31 de diciembre de 2021).

Belaúste, la Furia

José María Belaustegigoitia (Bilbao 1889 – México DC 1964). El hombre que con su gol y su grito («A mí, Sabino, que los arroyo») contra Suecia en 1920 dio nacimiento a la Furia española era vasco, nacionalista, abogado y jugaba en la retaguardia. Aparece en aquel pequeño Athletic en 1905, debuta en Copa en una semifinal el 4 de abril de 1909 (cae ante el Cicilista), volverá asiduamente a esta competición: Nadie ha superado todavía (pero sí igualado) sus 7 títulos de Copa del Rey (aunque solo ganó 6 finales de las 8 que disputó). Sigue siendo abanderado del Athletic hasta 1926 (son 21 años, en que anota 7 goles en Copa y 15 en campenato regional), con una pausa al ser castigado por sus ideas por 1922; por el mismo motivo se exilia a México en 1937.

Paulino Alcántara, Romperedes

Paulino Alcántara

Paulino Alcántara (Ilo Ilo, Filipinas, 1896 – Barcelona 1964). Febrero de 1912, con 15 años debuta en el Barça un chaval nacido en la Filipinas española, con 16 está jugando la final de Copa (0-0 y 2-1 ante la Real Sociedad, 17 y 23 de marzo de 1913); sus obligaciones en Filipinas y como médico parten su carrera en tres tramos (1912-1916, 1918-1926 y brevemente en 1927) en las que luce una eficacia goleadora inigualable: 35 goles en la Copa (es 5 veces campeón, marca en 3 finales), 96 goles en Campionat de Catalunya, las cifras recopiladas por el Barça del dan 369 goles incluyendo los partidos amistosos. Aunque solo jugó en el FC Barcelona, su gol más recordado es el que marcó con la selección ante Francia (0-4) en París en 1922, con tal potencia que incluso rompió la red.

Patricio

Patricio Arabolaza (Irun 1893 – Irun 1935). No sabía que haría historia aquel crío que empieza con 16 años a jugar en el Racing de Irún. En 1913 marca el gol que decanta la semifinal de Copa (1-0 al Espanya), marca otro en la final y se proclama campeón de Copa. Volverá a serlo en 1918, ya con el Real Unión de Irún (nacido en 1915 por fusión de Racing y Sporting), tras ser campeón del Norte 1918. Juega el primer partido de la historia de la selección y marca el primer gol de España (1-0 a Dinamarca), que contribuirá a lograr la histórica plata olímpica en Amberes. Aún le queda ganar tres campeonatos guipuzcoanos (incluso marca 7 goles en un partido, y otro que decide el título de 1922 frente a la Real Sociedad), la triple semifinal de Copa de 1922 ante el Real Madrid (anota en el primer gol del desempate, 4-0) y es protagonista en la final (1-5 ante el Barcelona): marca un gol y es expulsado por pelearse con Surroca, por lo que le cae en año de sanción, que acelera el fin de su carrera en 1923.

Pichichi

Rafael Moreno Pichichi (Bilbao 1892 – Bilbao 1922). El primer mítico delantero del Athletic y del fútbol español, jugaba de extremo con una capacidad de regate excepcional para la época. Tras jugar en el Bilbao FC, debuta en el Athletic con dos goles al Madrid FC en Copa (0-3) el 17 de marzo de 1913. En una época de pocos partidos oficiales anota 10 goles en Copa y 73 en campeonato regional; los más recordados el primer gol en el estadio San Mamés (1913) y el hat trick en la final de Copa de 1915. Se retira en 1921 y fallece por el tifus solo un año después; tal es el impacto y la huella que deja que se erige un busto en su recuerdo en San Mamés (1926) y se da su nombre al trofeo al máximo goleador de la Liga desde 1952.

Rafael Moreno Pichichi

René Petit (FRA)

René Petit (Dax, Francia, 1899 – Hondarribia 1989). El hijo de un ingeniero francés, criado a caballo de Irún y Madrid, llegará a ser el jugador más talentoso en ambos equipos. Es titular en el Real Madrid con 15 años en 1914-15 y se despide del club merengue con un gol en la final de Copa de 1917 contra el Arenas de Guecho (2-1) tras marcar 3 goles en Copa y 11 en campeonatos regionales. Al año siguiente vuelve a ser campeón de Copa con el Real Unión de Irún; tras un año en el ejército francés (y en Stade Bordalais) estará otras 14 temporadas en el equipo irunés, del que es la gran estrella (gana por tercera vez la Copa y anota 31 goles en esta competición y 9 en 48 partidos en Primera División, ya en los últimos años de su carrera), incluso jugará 2 partidos en Segunda con el Unión.

José María Peña

Anacleto José María Peña (Getxo 1895 – Getxo 1988). El primer día en que fue legal el profesionalismo en España (1926) el Real Madrid fichó a Peña. Jugaba junto (y por delante de) al defensa Pedro Vallana en el centrocampo del Arenas desde los 18 años; debuta en la Copa el 22 de abril de 1917, ese año es campeón del Norte y subcampeón de Copa (juega las dos finales de Copa y sus prórrogas). En la prórroga de otra final de Copa marca un gol decisivo para ser campeones de 1919 (5-2 al Barcelona); ante el mismo rival pierde la de 1925, también campeón de Vizcaya en 1919 y 1922. Pieza clave en la selección de 1921 a 1930 (participa de 17 victorias en 21 partidos). En el Real Madrid (52/2) pierde otras dos finales de Copa (1929 y 1930) y roza el título de Liga en 1929, su mejor año. Tras seis temporadas, en enero de 1932 pierde la titularidad. Meses después acepta la oferta para ser entrenador-jugador del Celta (cada vez juega menos, solo un partido en 1934-35).

Sesúmaga

Félix Sesúmaga (Leioa 1897 – Bilbao 1925). Vivió rápido y fue pionero en muchas cosas. Debuta en Copa con el Arenas el 22 de abril de 1917, juega las semifinales pero no las finales (que los getxotarras pierden). Su gran temporada será 1918-19: la empieza con dos goles al Athletic en San Mamés (1-3), es campeón de Vizcaya, mete 7 goles al Racing Madrid (8-2) en Copa y otros tres en la final (5-2) al Barcelona. Al día siguiente ficha por el equipo catalán, donde no triunfa pero es de nuevo campeón de Copa (1920). Debuta con España en el segundo partido de los Juegos de Amberes y sus dos goles a Italua (2-0) y otros dos a Holanda (3-1) valen una medalla de plata. En enero de 1921 acepta la oferta de un amigo y ficha por el Racing de Sama, pero es sancionado por profesionalismo (aunque le siguen llamando a la selección). En octubre de 1922 reaparece en el Athletic con el que gana en 1923 su tercer título de Copa (en cuartos, hat trick al Real Madrid, 1-3). Trágicamente una tuberculosis frena su carrera en 1924 y le cuesta la vida en 1925.

Sagi-Barba

Emili Sagi i Liñán (San Carlos de Bolívar 1900 – Barcelona 1951). El hijo del barítono de fama mundial Emili Sagi i Barba (por ello se le conoce también como Sagi-Barba) nace en Argentina, donde estaban de gira sus padres, pero se instala en Barcelona en 1903 y se incorpora al Barça en 1915. Llegará a ser su primer gran extremo izquierdo, titular en el Campionat de Catalunya con 17 años, debuta en la Copa el 20 de abril de 1919, pero se retira ese verano después de casarse. Volverá en enero de 1922, para formar una delantera legendaria con Samitier, Alcántara, Vicenç Martínez y Piera, campeona de España ese año. Sagi Barba vuelve a serlo (y juega todas las finales) en 1925, 1926 y 1928, destacando la semifinal ante el Athletic Madrid en 1926 (se juegan tres partidos, Sagi marca en cada uno). También es campeón de Liga con el Barcelona (25/2) en 1929 (juega solo los 4 primeros partidos), tras un nuevo paréntesis vuelve en verano de 1930 para dos temporadas más en que eleva su palmarés en el Campionat de Catalunya hasta 10 títulos.

Samitier, l’home llagosta

Josep Samitier (Barcelona 1902 – Barcelona 1972). El primer jugador completo en todas las posiciones y primera leyenda del FC Barcelona, en que debuta con 17 años (en la Copa lo hace ganando 0-1 en Irún el 28 de marzo de 1920), líder de la Edad de Oro del Barça, con el que gana 5 Copas y 1 Liga. Sus 69 goles en Copa son la segunda mejor marca global (64 con el Barcelona, cuatro los anota en campo del Madrid, 1-5, en 1926), también se le considera máximo goleador del Campionat de Catalunya (97 tantos). Tras 13 temporadas en el Barça (juega cuatro ligas, 28/20), en 1932 ficha por el Real Madrid donde solo pasa dos temporadas pero gana dos ligas (solo juega 8 partidos, 4 goles). Tras entrenar al Athletic Madrid, durante la Guerra vuelve a jugar, en el Olympique Niceois.

Ricardo Zamora, el Divino

Ricardo Zamora (Barcelona 1901 – Barcelona 1978). El mejor portero del mundo, como se le reconoce tras el Mundial de 1934, había debutado en el Campionat de Catalunya con solo 15 años en febrero de 1916. Ese mismo año pasa al RCD Español, con el que debuta en Copa nada menos que en una semifinal ante el Madrid FC con victoria por 3-0 el 8 de abril de 1918, con 17 años. Objeto de polémicas al irse al FC Barcelona en 1919 (inicio de la Edad de Oro) y al volver al Español en 1922, como profesional encubierto. De hecho, juega en muchísimos equipos en amistosos, y deja huella en todos (34 partidos oficiales en el Barça, 147 en el Espanyol, 26 de ellos de Primera División). En 1930 firma por el Real Madrid con el que juega 82 partidos de Liga y le hace dos veces campeón. Se despide con la mítica parada que le da la Copa de 1936 al Madrid (antes la ganó con Barça y Espanyol); en la Guerra ha de ocultarse y acaba jugando en Francia en el Niza.

Manuel Cros

Manuel Cros (Calanda 1901 – Barcelona 1986). Un aragonés que militó en seis equipos de Barcelona: empieza en Espanya, Júpiter, Internacional y CE Europa (34/14) al que llega en 1922 para convertirse en su jugador más legendario, al que lidera para ser campeón de Catalunya y subcampeón de Copa del Rey en 1923. Ese año rechaza una gran oferta del Barça. Delantero que aporta 23 goles para hacer subcampeón catalán en 1928 al Europa, con el que jugará en Primera (incluso marca dos goles en al Real Madrid en el 5-2 de 1929) hasta 1931, para pasar luego por FC Martinenc, Sabadell, Tàrrega y Espanyol hasta 1938.

Piera, la bruixa

Vicenç Piera (Barcelona 1903 – Barcelona 1960). Un joven del barrio de Sants juega en el CS Sants, con 18 años debuta en el Barcelona (marcando un gol en Copa en Sevilla en febrero de 1922) y con 19 debuta y marca con España en campo de Portugal (1-2 en diciembre de 1922). Por su velocidad era conocido como la Bruixa. Firme poseedor del lugar extremo derecho del Barça hasta noviembre de 1932; vive la Edad de Oro, ganando 4 veces la Copa y 1 la Liga (solo la juega tres años, 53/6), con goles importantes como el del desempate ante la Real Sociedad de 1928, en un Barça plagado de suplentes por las lesiones.

Samitier, Alcántara y Vicenç Piera

Jacinto Quincoces

Jacinto Fernández de Quincoces (Barakaldo 1905 – València 1997). Si hay un defensa cuyo nombre resuena 100 años después, ese es Quincoces, famoso por el pundonor mostrado en el doble duelo contra Italia en el Mundial 1934. No tuvo fácil darse a conocer, desde 1923 jugaba en el Alavés en la segunda categoría vizcaína. Debuta en la selección en los JJ.OO. de Ámsterdam (7-1 a México en los JJ.OO el 30 de mayo de 1928), lidera en el Alavés en semifinales de Copa en 1928 y el ascenso a Primera División (18/0), antes de pasar junto a Ciriaco al Madrid FC , en el que formarán una defensa legendaria que gana dos Ligas; de 1930 a 1942 serán 8 temporadas en el Real Madrid (132/0), con un paréntesis en la Guerra en que vuelve a jugar con el Alavés la semifinal de Copa (1939).

Plattkó (HUN)


Ferenc Plattkó 
(Budapest 1898 – Santiago de Chile 1983). Dos partidos amistosos del MTK Budapest llevan al FC Barcelona a fichar al portero del equipo húngaro en verano de 1924; debutará en el Barça en Copa el 1 de marzo de 1925, dos después juega la final, la primera de las tres que ganará. La más recordada es la de 1928, empate a uno en una batalla campal con la Real Sociedad, Plattkó sale del campo lesionado y vuelve entre vendajes; el poeta Rafael Alberti le dedicará su famosa Oda a Plattko. Ya treintañero, solo jugará 17 partidos de Liga en dos temporadas (campeón en 1929) para acabar su carrera en Racing Madrid (sufre la dantesca gira americana de 1931) y Recreativo de Huelva.

Gaspar Rubio, el Rey Mago

Gaspar Rubio (Serra 1908 – México DF 1983). La segunda gran estrella del fútbol español, que malogró su carrera por divismo. Este joven valenciano disputa el Campionat de Catalunya 1926-27 con el Gràcia FC. Debuta en la Copa del Rey con el Levante FC el 5 de febrero de 1928. En verano ficha por el Real Madrid (34/32), que porfía hasta el último día por ganar la liga. En la selección, tras marcar 4 goles a Francia (8-1), Gaspar es el rey en la histórica victoria sobre Inglaterra (4-3) en que marca dos goles (1929). Tras dos años brillantes como máximo goleador merengue (incluso dos dianas en Les Corts. 1-4), no acepta la llegada de otras estrellas y se marcha (sin permiso del club) muy lejos: al Juventud Asturiana de La Habana (noviembre de 1930), pero se rompe una pierna en su segundo partidos; luego va a México y finalmente impulsa y participa en la ruinosa gira americana del Racing Madrid (1931). De vuelta en el Madrid, solo dos partidos en la Copa de 1932 y dos años jugando en el Athletic Madrid, en Segunda División; una grave lesión en el astrágalo deja casi en blanco la temporada 1933-34, así como la 1935-36 en que militaba en el Valencia FC, en que ya jugó el año anterior (15/5). Con el Levante FC gana la Copa de España Libre en 1937. Tras la Guerra deambula por Real Madrid (otoño de 1939), Recreativo Granada (en Segunda, 1939-40), Murcia (10/1), UDLG (no llega a debutar en liga) y Granada (3/1 en febrero de 1943)

Luis Regueiro

Luis Regueiro (Irún 1901 – México DF 1995). Interior derecho que se da a conocer en 1927 al llevar al Real Unión de Irún a levantar el trofeo de Copa (en la que debutó solo un año antes, con el 3-0 al Deportivo el 18 de abril de 1926) y debutar en la selección con victoria 1-4 en Francia. Estrella indiscutible del Real Unión en sus mejores tres años en Primera (53/37), ficha en 1931 por el Madrid FC (92/44) con el que gana dos Ligas; en 1937 forma parte de la legendaria selección de Euskadi; triunfará también en la Liga mexicana con el Euskadi, el Asturias y el América.

Blasco, el Electricista

Gregorio Blasco (Muskaria 1909 – México DF 1983). No imaginaba lo lejos que iba a llegar aquel portero de 17 años que debutaba el 7 de noviembre de 1926 en el Acero de Bilbao (pierde 2-1 en Baracaldo en el C. de Vizcaya) y meses después pasa al Athletic (113/0), del que será titular durante 9 temporadas (gana 4 Ligas y 4 Copas, es el único portero que ha ganado 4 finales consecutivas). Con la Guerra se embarcará en el largo periplo del Euzkadi, para hacerse legendario con el mismo equipo, con el RC España (gana 3 ligas mexicanas) y con el Atlante (gana 1 liga más en 1947), su prestigio le lleva incluso a River Plate, donde estará menos de un año (1940) y donde recibe el apodo de El electricista.

Cholín

Ignacio Aldecoa, Cholín (Tolosa 1906 – Granada 1967). Muy polémico fichaje en 1927, Cholín deja el Tolosa para ir a su gran rival, la profesionalizada Real Sociedad donde se unirá a Kiriki, Mariscal o Paco Bienzobas para formar un delantera histórica que luchará por todos los títulos en 1928 y por la liga de 1931; debuta el 4 de septiembre de 1927 con un gol al Arenas (2-3) y permanece en Atotxa siete temporadas en Primera (94/54) e incluso dos en Segunda, y se convierte en máximo goleador histórico (lo será durante 50 años). En 1940 ficha por el Granada CF, con el que logra un gol decisivo para el primer ascenso nazarí (al ganar 1-2, casualmente en Atotxa), pero en Primera casi no juega (5/1) y cierra su carrera en el Alavés (1942-43)

Larrinaga

Enrique Larrinaga (Sestao 1910 – México DF 1993). Cuando en 1928 el joven Larrinaga pasa del Basconia (con quien jugó un campeonato vizcaíno) al Racing de Santander (123/52) no se imagina que se convertirá en un referente del equipo cántabro, con el que juega la fase de ascenso a Primera y ocho temporadas en la máxima categoría, incluyendo un gol vital en Sevilla en la promoción de 1929, un hat trick al Athletic (Copa de 1930), el subcampeonato de Liga de 1931, tres goles al Madrid de Zamora (4-2 en 1933), un año en blanco (1933-34) y el cuarto puesto de 1936. Larrinaga es el interior que suministra goles a Óscar, Telete o Santi Zubieta. En la Guerra Civil forma parte de la selección de Euzkadi, con la que llega a ser subcampeón de la Liga Mayor Mexicana en 1939, para quedarse jugando allí en el Asturias (1939-1942) y RC España (1942-1945)

Victorio Unamuno

Victorio Unamuno (Bergara 1909 – Durango 1988). Procedente del Alavés, Unamuno es titular en el Athletic en la primera jornada de Liga (10 de febrero de 1929). Como delantero centro del Ahtletic (1928-1933) queda encajado entre Suárez y Agustín Bata, tras tres años sin oportunidades toma la inédita decisión de irse al Betis en 1933, en que se erige en el gran goleador del Betis campeón de Liga (55/29 en tres temporadas), con un hat trick el día que la gana en Santander (0-5). Tras la Guerra Civil vuelve al Athletic y es el máximo goleador de la Liga 1939-40; se retira en 1942 para dejar su sitio a Zarra, deja un bagaje de 86/72 en el Athletic.

Gorostiza, Bala roja

Guillermo Gorostiza (Santurtzi 1909 – Bilbao 1966). Reconocido como el mejor extremo izquierda del mundo, leyenda de dos clubs históricos, su mala vida le llevó a la miseria en los últimos años. Juega brevemente en el Arenas (diciembre 1927), en Buenos Aires y en el Racing Ferrol, debuta en el Athletic el 22 de septiembre de 1929, miembro de la primera delantera histórica famosa por sus goleadas, gana cuatro Ligas y cuatro Copas (140/109), venerado desde su primera liga con gestas como 3 goles en Atotxa (1-7) y 4 al Arenas (5-2); con 31 años en 1940 se va al Valencia, donde mantiene su extraordinaria velocidad y formará parte de la Delantera Eléctrica con la que gana dos Ligas más (115/72). En 1937 juega en la selección de Euzkadi (la abandona para alistarse el requeté carlista) y desde 1946 en Baracaldo AH, R. Juvencia de Trubia y CD Logroñés (entrenador-jugador hasta los 40).

Bata

Agustín Sauto Arana, Bata (Barakaldo 1908 – Trapagaran 1986). Dicen que aprendió a jugar en un colegio de curas, llevando bata y regateando sotanas. Lo que es seguro es que aprendió a marcar goles, muchísimos goles. Después de jugar en el Baracaldo de 1926 a 1929 (este último año en Segunda), llega al Athletic (118/108) a tiempo de ser ariete de la primera delantera histórica; debuta el 22 de septiembre de 1929, gana el doblete y el primer año y en el segundo se destapa: campeón de Copa y de Liga, marca 29 goles, 7 de ellos al Barcelona (12-1), ante el mismo rival marca en la final de Copa de 1932; aún ganará otras 2 Ligas y 1 Copa. Con la Guerra vuelve a Barakaldo, marca en la final de la Copa Brigadas (como Oriamendi) y juga cinco años en Segunda, hasta enero de 1944; también juega con Osasuna la Copa de 1942.

Cilaurren

Leonardo Cilaurren (Bilbao 1913 – Madrid 1962). El 19 de enero de 1930 debuta en Primera con el Arenas (43/0), procedente del Zorroza, un medio derecho de solo 17 años que impresiona por su corpulencia y su clase, con 18 debuta con la selección. El Athletic (49/1)intenta ficharle, finalmente debuta en San Mamés en Copa en mayo de 1932, Cilaurren es campeón (pese a lesionarse en cuartos) y vuelve a serlo en 1933, jugando todos los partidos. Por fin es campeón de liga en 1934 y llega a cuartos con España en el Mundial 1934, en que es elegido para el equipo ideal del torneo. Tras ganar la liga 1935-36 sin jugar ningún partido, embarca a América con la selección de Euzkadi, y milita en los históricos River Plate (1939), Peñarol (1941) y RC España (desde 1943 hasta ser campeón de liga en 1945).

El inglés Zabalo (ING)

Ramón de Zabalo (South Shields 1910 – Viladecans 1967). Hijo del vicecónsul español, Ramón de Zabalo es británico porque nace en Inglaterra, pero se instala en Barcelona en 1920. El Barcelona lo ficha del Fortpienc en 1929, pero ha de nacionalizarse español para debutar en Liga el 6 de febrero de 1930. Es titular como defensor izquierdo (salvo cuando es declarado en rebeldía en agosto de 1932 a enero de 1933), pierde la final de Copa de 1932, incluso ejerce de entrenador jugador del Barça en 8 partidos en 1934. Con la selección española juega los cuartos de final del Mundial. Capitán del Barcelona (89/5), y chutador de penaltis, tras ganar la Liga del Mediterráneo de 1937, su pasaporte británico le permite viajar en la gira americana del Barça, entrar y salir de la España republicana y jugar en Racing Paris de 1937 hasta 1943, en que huye de otra guerra y, esta vez como español, vuelve al Barcelona, aunque solo jugará un partido de Liga (febrero de 1945), que le sirve para ser campeón por primera vez.

El Txato Iraragorri

José Iraragorri (Basauri 1912 – Galdakao 1983). Debuta con la selección española (0-0 contra Italia) el 19 de abril de 1931, cinco días después de proclamarse la República, su vida seguirá una trayectoria paralela. Llevaba dos años siendo fijo como interior en la primera delantera histórica del Athletic, en que debutó el 5 de enero de 1930; en febrero establece dos récords muy prologados: con 17 años marca un hat trick y un póker. En el Athletic ganará 4 Ligas (18 goles en 1933-34), 4 Copas (juega las cuatro finales y marca un gol al Madrid en la de 1930), y la Copa Vasca de 1934-35 (le marca 7 goles al Alavés, 10-0), su carrera sufrirá una interrupción de 10 años de Guerra y exilio hasta que regrese en 1946 para tres años más con presencia menguante (incluso simultanea con ser entrenador del Baracaldo) y un balance final de 191 partidos y ¡94 goles! en Primera, sin olvidar que marcó el primer gol de España en un Mundial (3-1 de la República Española a Brasil en 1934). En su mochila, la selección de Euzkadi, unos meses en San Lorenzo de Almagro (1939) y cinco años en RC España (1941), en los que gana cuatro títulos en México.

Lecue

Simón Lecue (Arrigorriaga 1912 – Madrid 1984). Procedente del Basconia, Lecue debuta en Primera el 7 de diciembre de 1930 en el Deportivo Alavés (36/6) donde destaca como centrocampista. El Betis lo incorpora en 1932, y Lecue es esencial en hacerlo crecer hasta ser campeón de Liga en 1935, además de jugar con España los cuartos del Mundial 1934. Por ello es fichado por el Madrid FC (55/29), con el que es campeón de Copa en 1936 (con un gol suyo al Barcelona) y finalista en 1940. Dos años después va al Valencia (77/4), celebra la liga de 1944 pero pierde tres finales de Copa consecutivas. Se retira en septiembre de 1946, pero aún prestará sus servicios en Chamberí y Zaragoza (con el que asciende de Tercera a Segunda en 1949).

Elícegui, el expreso de Irún

Julio Elícegui (Castejón 1910 – A Coruña 2011). Aunque ya juega algunos partidos desde diciembre de 1930, la velocidad de Elícegui le descubre en la temporada 1931-32 como la revelación de la liga, pese a lo cual el Unión de Irún (19/11) no logra eludir el descenso; tras marcar 30 goles en Segunda con el equipo irunés, en 1932 ficha por el Athletic Madrid (60/41), que asciende a Primera con sus goles en 1933 e incluso gana la Liga en 1940 (con Elícegui marcando un gol definitivo en el último partido al Valencia); en medio, la Guerra y un año en el improvisado Alavés de 1939. En octubre de 1940 recala en La Coruña (18/9), donde colabora en otro ascenso a Primera.

Juan Ramón

Juan Ramón Santiago (Erandio 1912 – València 1993). El legendario capitán del Valencia de los 40 también es vasco. Desde 1928 juega en el Erandio en el campeonato de Vizcaya y en Tercera División, con una aparición puntual en Primera con el Alavés (1/0) en marzo de 1931. En 1933 ficha por el Gimnástico de Valencia, en 1934 dará el gran salto al Valencia; desde 1939 se convierte en defensa izquierdo insustituible de un Valencia que alcanza 7 semifinales de Copa seguidas (Ramón juega la final ganada en 1941 y otras tres que pierde) y sobre todo levanta el trofeo de la Liga en 1942, en 1944 y en 1947, aunque en esta última el veterano capitán se pierde los últimos 6 partidos. Titular en el Valencia (243/1) hasta enero de 1949, aún ofrece su experiencia a los chicos del Mestalla en Segunda de diciembre de 1950 a junio de 1952, ayudando en el increíble ascenso del filial a Primera.

Herrerita

Eduardo Herrera, Herrerita (Gijón 1914 – 1991). Debuta con el Sporting el 22 de noviembre de 1931 para jugar dos temporadas en Segunda antes de pasar al vecino Oviedo FC (212/110), donde se consagra como interior en la segunda delantera eléctrica que llevará a los carbayones a ser terceros en Liga en 1934 y 1936; dos goles de Herrerita en Sarrià llevan al Oviedo a semifinales de Copa en 1934. Es imposible la práctica del fútbol durante la Guerra e incluso luego, por lo que Emilín y Herrerita jugarán en el Barcelona (17/9). En 1940 ambos vuelven a Buenavista donde asisten al goleador Esteban Echevarría en la tercera delantera eléctrica, que golea a los grandes en Buenavista. Desde enero de 1946, coincidiendo con el retorno de Lángara, su presencia en menor, pero aún le marca cuatro al Athletic (6-3) en 1948. Tras una liga en que casi no juega en Oviedo, pasa su última temporada en Gijón en Segunda (con ascenso), otra vez junto a Emilín. Con la selección disputa solo 6 partidos pero repartidos a lo largo de 13 años, de 1934 a 1947.

Pedro Areso

Pedro Areso (Ordizia 1911 – Buenos Aires 2001). Ni el bético más optimista imagina que el defensa que debuta en Primera y en el Betis recibiendo 9 goles en San Mamés (27 de noviembre de 1932) llegará a ser el mejor de la historia del club. Llega a Heliópolis tras dos años con el Murcia en Segunda y formará con Serafín Aedo la mejor pareja defensiva, incluso gana la Liga con el Betis tras encajar solo dos goles en los últimos 6 partidos. Ese verano de 1935 deja el Betis (51/0) para fichar por el Barcelona (22/0) donde solo permanecerá un año, antes de embarcar con la selección de Euzkadi (1937-39) y quedarse en Argentina, donde jugará en Tigre y Rácing de Avellaneda.

Lángara

Isidro Lángara (Pasaia 1912 – Andoain 1992). El mejor promedio goleador de la historia de la selección lo tiene Isidro Lángara (17 goles en 12 partidos). No triunfa en el País Vasco, pasa de Euskalduna a Oviedo en 1930, marca 60 goles en tres años en Segunda y por fin debuta en Primera el 5 de noviembre de 1933 con un hat trick en el histórico 7-3 al Barcelona. Tres temporadas en Primera y tres trofeos de máximo goleador. Pero llega la Guerra CIvil, Lángara participa de la gira de la selección de Euskadi y tiene una carrera triunfal en América: será también máximo goleador de la Liga argentina (en San Lorenzo marca 112 goles entre 1939 y 1943) y dos veces de la mexicana (120 goles para RC España). En 1946 vuelve a su querido Oviedo para dos años más en Primera (90 / 105). Se dice que en total marcó 525 goles.

Campanal

Marcelino Guillermo González del Río, Campanal (Gozón 1912 – Sevilla 1984). El mejor ariete de la historia del Sevilla nace en una aldea asturiana, Campanal, se forma en el Sporting (1927-1929) y es fichado a los 17 años por el Sevilla FC, en que estará otros 17 años, en que golea en Segunda (28 en 18 partidos el año del ascenso), marca en dos finales de Copa (dos goles en 1935 y tres en 1939) y anota 101 goles en 157 partidos en Primera, campeón de Liga en 1946, el año de su retirada; había debutado en la máxima categoría el 2 de diciembre de 1934 ante el Athletic de Madrid (4-0), antes ya había debutado en la selección nada menos que en el desempate ante Italia del Mundial 1934.

El vasco Zubieta

Ángel Zubieta (Galdakao 1918 – Buenos Aires 1985). Zubieta fue una gran figura en la liga argentina, al que descubrimos en la mítica gira de San Lorenzo de Almagro en 1946-47. Debuta en Primera con 17 años en el Athletic (10 de noviembre de 1935) y es campeón de Liga (21/2); antes de cumplir 18 debuta en la selección española y se le reconoce como el joven con más proyección. Con Euzkadi vive un largo viaje, que culmina jugando un año la liga mexicana. En 1939 ficha por San Lorenzo, donde milita 13 años (gana la liga de 1946) y llega a ser el capitán del Ciclón. En marzo de 1953 vuelve a España para ser jugador del Deportivo (56/2), deja el terreno de juego en febrero de 1956 para ser entrenador del equipo gallego.

Pruden

Prudencio Sánchez (Babilafuente 1918 – Madrid 1981). Se deja ver en su UD Salamanca, luchando por ascender a Segunda y las previas de Copa de 1936. Tras la Guerra tiene un año discreto en Segunda antes de ser descubierto por el Athletic Aviación (22/33) con el que gana la Liga 1940-41 marcando 33 goles (en octubre tres al Real Madrid, 3-1, y cuatro en San Mamés, 0-5), se le entregará el trofeo Pichichi años después. Inesperadamente se despide del Aviación porque decide continuar sus estudios de Medicina en Salamanca (allí juega dos años en Segunda) antes de aceptar la oferta del Real Madrid en marzo de 1943 para debutar en la Copa (tres goles en el infame 11-1 al Barça, pero pierde la final). Permanecerá cinco temporadas en el Real Madrid, aunque solo es titular en dos (1946-47 y 1947-48), en ambas marca en las finales de Copa (dos goles al Valencia, 3-1, y otro al Español, 2-0) y segundo goleador de la liga por detrás de Zarra. Volverá a dar muestra de humildad en el Real Zaragoza en Tercera y en el Plus Ultra en Segunda hasta 1950.

Ignacio Eizaguirre

Ignacio Eizaguirre (Donosti 1920 – Donosti 2013). De casta le viene al galgo. Su padre, Agustín Eizaguirre fue el primer legendario portero de la Real Sociedad, nada menos que de 1912 a 1928 y de la incipiente selección (1913 y la espantada de 1920 en Amberes). Es también su padre quien lleva a Ignacio a la Real Sociedad (1936) y, dado que solo juega regionales y Segunda División, al Valencia en 1940. La Real reacciona declarándolo en rebeldía, pasa más de un año sin poder jugar y al fin debuta en Primera el 21 de diciembre de 1941. Se hace con la portería del Valencia (197/0) en enero, gana tres títulos de Liga (1942, 1944 y 1947) y se le reconocerá posteriormente con los trofeos Zamora de 1944 y 1945. Juega y gana la final de Copa de 1949 (1-0 al Athletic) pero al año siguiente pasa al banquillo; en el Mundial logra el cuarto puesto con España pero su tocayo Guillermo Eizaguirre solo lo alinea en dos partidos (era titular indiscutible desde 1945). Por ello y motivos familiares vuelve a la Real Sociedad (107/0), donde permanece seis años (aunque desde Copa de 1953 es Bagur el portero titular). Ficha por Osasuna (87/0) en 1956, juega tres temporadas completas y en julio de 1959 se convierte en entrenador del equipo navarro, aún se alinea a sí mismo en un partido de Liga en enero de 1960, con 39 años de edad.

Mundo

Edmundo Suárez, Mundo (Barakaldo 1916 – València 1978). El 13 de febrero de 1938, en plena Guerra Civil, un joven baracaldés formado en el Athletic marca 4 goles para el Oriamendi en el trofeo Brigadas de Navarra (7-2 al Alavés). Alistado poco después, le veremos en los equipos 80ª Cía. de Automóviles y Recuperación de Levante, hasta llamar la atención del Valencia, en que militará 11 años (1939-1950), se convierte en su máximo goleador histórico, gana 3 ligas, 2 Copas y dos Pichichis como ariete de la Delantera eléctrica; 186 goles en Liga en solo 208 partidos, marca 6 al Betis (8-3) en un increíble partido camino de ganar la Liga de 1944. Aún jugará la temporada 1950-51 en el CD Alcoyano (21/9) pero no elude el descenso.

Aparicio

Alfonso Aparicio (Santander 1919 – Madrid 1999). La Guerra Civil resitúa la carrera de Aparicio en el Juventud de Santander y le lleva a un equipo militar, el Aviación Nacional, con el que juega y gana el Campeonato de Aragón desde enero de 1939 y disputa la Copa de ese año. La fusión con el Athletic Madrid le lleva desde enero de 1940 a ser el defensa izquierdo del Atlético Aviación (214/3), con el que es campeón de Liga en 1940 y 1941. Se enfrenta a la directiva (algo muy inhabitual en aquella época) en verano de 1942, por lo que se alejado de las alineaciones hasta abril de 1944. Volverá a ser titular e incluso capitán, llega a la selección (1945-1949) y líder de la defensa del telón de acero que gana la Liga en 1950 y 1951 a las órdenes de Helenio Herrera, si bien las lesiones privan a Aparicio de jugar la mitad de los partidos; anota el último gol en la remontada al Atlético Bilbao (6-6) en 1950. Tras 13 temporadas, en enero de 1952 se va al Boavista, donde será luego jugador-entrenador. A día de hoy sigue siendo el colchonero con más títulos de Liga

Campos

Francisco Campos (Las Palmas 1916 – Madrid 1985). El destino de Paco Campos cambió con la Guerra, cuando dejó el Marino FC para incorporarse al improvisado equipo Aviación Nacional, junto a otros futbolistas canarios, con el que disputa la Copa de 1939 (Campos debuta el 14 de mayo). La fusión con el Athletic Madrid le lleva a ser el interior izquierdo, muy goleador, del Athletic Aviación (193/120) que gana dos ligas consecutivas y permanece 9 temporadas, siempre titular; cuando deja de serlo se van al Gijón en 1948, tres años en Segunda (61 goles más) y uno en Primera (11/7). Entre otras tardes de gloria, se recuerdan sus 4 goles al Celta para remontar del 0-3 al 5-4 en septiembre de 1940 o la del 5-0 al Real Madrid en 1947.

Panizo

José Luis López Panizo (Sestao 1922 – Portugalete 1990). Del torneo organizado por el Athletic en 1939 para descubrir nuevos valores surge un interior izquierdo que será titular desde el primer partido de Liga (3 de diciembre de 1939) hasta abril de 1954; era el miembro con más calidad individual de la segunda delantera histórica del Athletic (326 / 136), pero también marcaba goles: 6 al Levante (6-2) en un partido de Copa en 1947 . Tras jugar solo un partido en 1954-55, Panizo jugará un año en Segunda con la SD Indauchu.

Acuña

Juan Acuña (A Coruña 1923- A Coruña 2001). Mítico portero gallego que nunca quiso salir del Deportivo. Debuta en Segunda con 16 años el 3 de diciembre de 1939; la famosa promoción contra el Celta (1940) le deja un año más en Segunda. En su estreno en Primera (230/0) es el mejor portero, disputa un único partido con España (diciembre de 1941), se le adjudicarán los Zamora de 1942 y 1944. Llegarán dos descensos a Segunda en 1945 y 1947, Acuña se queda en Riazor y vivirá los mejores momentos: subcampeón de Liga en 1950 y los Zamora de 1950 y 1951, con lo que acumula cuatro trofeos. Una lesión en Chamartín en noviembre de 1951 marca el inicio de su etapa final. Dos años más como titular (salvo algunas lesiones) del Depor y 8 partidos en el filial, CD Juvenil, en Segunda (1954-55) para despedirse en la Copa en mayo de 1955 tras 16 temporadas en su querido Coruña.

Mariano Martín

Mariano Martín (Dueñas 1919 – Cabrils 1994). He aquí un delantero centro imparable cuya carrera queda truncada por una lesión en un partido amistoso. Tras pasar la Guerra en los equipos reserva del Sant Andreu (o L’Avenç de l’Esport), será el delantero centro de un Barcelona (112/99) en reconstrucción, en que debuta en Primera el 14 de abril de 1940. En 1942 marca dos goles que hacen campeón de Copa al Barça (4-3 al Athletic) y cuatro en la dramática promoción ante el Murcia (5-1) tras un año con la amenaza del descenso. Máximo goleador con 32 goles en 1942-43, iba a serlo también la temporada siguiente pero se lesiona en la rodilla el 28 de febrero de 1944 en un amistoso Cataluña-Valencia. Nunca se recuperará totalmente; campeón de Liga en 1945, durante dos temporadas alterna titularidades y lesiones (marzo de 1945, enero de 1946), para luego pasar dos temporadas prácticamente en blanco. Para empezar de nuevo, en 1948 se enrola en el Gimnástico de Tarragona (18/9), donde mantiene el instinto goleador (p.ej., dos goles en el 6-1 al Valencia); cierra su carrera con tres años en Segunda, aunque en 1949-50 casi no juega en el Zaragoza, se reivindica dos años más anotando 34 goles en el CD San Andrés, donde empezó su carrera.

Zarra

Telmo Zarraonaindia, Zarra (Erandio 1921 – Bilbao 2006). El máximo goleador de la centenaria historia del Athetic (que es mucho decir, se cifran en 335) debuta el 29 de septiembre de 1940 con dos goles en campo del Valencia; un año después ya es el ariete indiscutible, en 1943 gana Liga y Copa y en 1945 obtiene su primer Pichichi… llegará a lograr seis; en 1950 vive una segunda juventud: marca el histórico gol de España a Inglaterra (1-0) en Maracaná, y anota 38 goles en la liga siguiente, un registro que no se superará hasta 60 años después, como el de máximo goleador de Primera con 252 goles (en 277 partidos); conserva otros récords: ha logrado 8 pókers en liga, en 8 cinco ocasiones marcó goles o más; y es el máximo goleador de la Copa, con 81 tantos (fue 5 veces campeón), y el único en marcar 4 goles en una final (1950). En 1955 deja al Athletic pero sigue jugando (sin cobrar) en Segunda para Induachu y Baracaldo (hasta 1957) como ya hizo para el Erandio en 1939-40.

Piru Gaínza, el gamo de Dublín

Agustín Gaínza (Basauri 1922 – Basauri 1995). 19 años como extremo izquierdo del Athetic de Bilbao, parte imprescindible de la segunda delantera histórica, disputa en el Bilbao Athletic la Copa de 1939, pierde un año en el servicio militar y defiende los colores del Athletic, su único club, desde el 13 de octubre de 1940 hasta mayo de 1959. Aunque gana dos ligas (380/117) con dos generaciones distintas (1943 y 1956), deja registros imbatidos en Copa: nadie supera sus 7 títulos de campeón y nadie ha igualado los 8 goles que marcó al Celta en un solo partido (12-1 en 1947). Su velocidad es legendaria, y le valió el apodo del gamo de Dublín por su brillante actuación en un Irlanda – España (1-4) en 1949.

Gonzalvo III

Los tres hermanos Gonzalvo

Mariano Gonzalvo , Gonzalvo III (Mollet del Vallès 1922 – Barcelona 2007). Tres hermanos que llegan a jugar en el Barcelona: Josep, Julio y Mariano, este último es el de mayor calidad y llegará a ser el capitán. Le cuesta llegar al Barça (208/26): un partido de Copa en 1941, un año en Segunda en el Zaragoza (en que debuta el 28 de septiembre de 1941, su gol en Murcia, 0-1, colabora en lograr el ascenso) y solo 9 partidos de Liga (con 7 derrotas) en dos años y medio hasta lograr ser centrocampista titular en enero de 1945 y participar de una reacción (en marzo le marca el 5-0 al Real Madrid) que hará al equipo de Samitier campeón de Liga; con Enrique Fernández ganará otras dos Ligas y la Copa Latina de 1949, y con Daučík es el capitán de Les cinc copes (incluye Liga, Copa y C.Latina 1952); una grave lesión en octubre de 1952 no le impide ganar su cuarta liga, se recupera para jugar la final y ganar su tercera Copa. Dos años más en que Segarra va ocupando su puesto, hasta que acepta jugar en Segunda, en el filial España Industrial (marzo 1955), en Lleida (enero 1956), vuelve al Barça para jugar la Copa 1956 y termina su carrera en el CD Condal (16/1) en Primera en 1956-57. Con España participa en todos los éxitos de 1949 y 1950, incluyendo el cuarto puesto en el Mundial.

Igoa

Silvestre Igoa (Donostia 1920 – Donostia 1969). Otro ejemplo de futbolistas guipuzcoanos que brillaron en el Valencia antes de volver a su tierra. Descubierto en el Catarroja (hacía allí el servicio militar), debuta en Primera con el equipo ché el 19 de octubre de 1941; esa primera temporada solo juega tres partidos, pero es campeón de liga, y vuelve a serlo en 1944 (en que solo disputa ocho). Por fin será titular del Valencia (167/82) desde septiembre de 1944, incluyendo los títulos de liga en 1946-47 (en que marca dos goles al Barcelona, 4-0), la Copa de 1949 (anota el gol decisivo en semis, al Barcelona) y la Copa Eva Perón 1949 (otros tres goles al Barça, 7-4). Se despide con un hat trick al Atlético Madrid (4-4) para recalar en 1950 en la Real Sociedad (116/58), tres años en que lo juega todo pese a su edad (pero se lesiona antes de la final de Copa de 1952), dos años casi en blanco y uno más en que recupera el olfato goleador, sobre todo de cabeza, que le caracterizaba pese a jugar de interior izquierdo. Aún jugará un año más (1956-57) en Segunda, anotando 12 goles que ayudan al Granada CF a ser campeón. Juega los cinco primeros partidos del Mundial 1950, llevando a España al histórico cuarto puesto.

César, el Pelucas

César Rodríguez (León 1920 – Barcelona 1995). Un delantero con mucha técnica (frente a la tradición de arietes fortachones) logra a ser el mayor goleador del Barcelona (287/190) en el siglo XX. El Barça lo descubre en León en 1939, pero lo cede al Sabadell y al Granada (24/23), con el que asciende y debuta en Primera (29 de septiembre de 1941), incluso le marca 6 goles al Castellón (7-3). Por fin recala en Les Corts, donde ganará 5 Ligas, 3 Copas y 2 Copas Latinas, de hecho marca de cabeza el gol que culmina la histórica temporada de las Cinco Copas con la Copa Latina 1952. Jugador muy longevo: en 1954 juega en el España Industrial, acompaña a su Cultural (15/3) en Primera, luego al Perpignan FC y al Elche CF (27/5), en que es entrenador-jugador, lo asciende a Primera y marca goles incluso con 39 años.

Juan Arza

Juan Arza (Estella 1923 – Sevilla 2011). ¿Cómo puede un navarro convertirse en el gran abanderado del Sevilla? Tras empezar en Izarra y D.Alavés, Arza brega en 1942-43 en el CD Málaga en la fase de descenso de Segunda a Tercera, que culmina con la venta del Niño de Oro, que militará durante 16 temporadas en el Sevilla CF (349/182), no solo será su capitán y su máximo goleador histórico, sino que gana una Liga (1946), una Copa (y marca en la final) y en la última jornada de la Liga 1951 se le anula un gol que habría hecho campeón al Sevilla, incluso gana el Pichichi en 1955 pese a jugar de interior. Tras dejar el Sevilla juega un año en Segunda con el Atlético Almería (1959-60).

Pahíño

Manuel Fernández, Pahíño (Vigo 1923 – Madrid 2012). Uno de los mejores goleadores de la historia del fútbol español, no pudo brillar en la selección porque se le acusaba de comunista (leía escritores clásicos rusos) y fue marginado de 1948 a 1955, pero dejó su sello en los equipos en que jugó. Debuta en el Celta (82/53) el 26 de septiembre de 1943 con una derrota por 7-0; tras vivir descenso y ascenso llega a ser máximo goleador en la liga 1947-48 y marca los dos goles en la prórroga que meten en la final de Copa al Celta; de ahí el fichaje por el Real Madrid (124/109), donde vuelve a ser Pichichi pero no gana ningún título y en 1953 ha de dejar su lugar a Di Stéfano. Seguirán tres años en el Deportivo (72/46) y uno en Segunda en Granada hasta retirarse en 195

Ramallets, el gato de Maracaná

Antoni Ramallets (Barcelona 1924 – Vilafranca del Penedès 2013). El portero del Barça de las Cinco Copas y del Mundial 1950 (no era titular inicialmente, pero juega ante Inglaterra y Uruguay) no lo tuvo fácil para ser titular en ninguno de los dos. Empezó en Tercera en el Europa y el CD San Fernando, debuta en Segunda el 7 de enero de 1945 con el Mallorca; en verano de 1946 lo ficha el Barcelona, pero lo cede un año al Real Valladolid (en Tercera). Dos años como suplente de Velasco, hasta que este sufre una grave lesión ocular; Ramallets enseguida hace suya la portería del Barça (288/0) que defenderá durante 14 temporadas (es titular en 11), en las que gana 5 veces el trofeo Zamora; con él en la portería el Barça gana 18 títulos (aunque en 3 no jugó), incluyendo 6 ligas y 4 internacionales; sin embargo, en su último partido tiene muy mala suerte y contribuye a la derrota en la final de Copa de Europa de 1961.

Miguel Muñoz

Miguel Muñoz Mozún (Madrid 1922 – Madrid 1990). Inicia su carrera en humildes equipos madrileños (AD Ferroviaria, CD Girod e Imperio FC), debutará en Tercera en el CD Logroñés (1943), en Segunda en el Santander (1 de octubre de 1944) y en Primera con el RC Celta (36/1), al que llega en 1946 y del que se despide marcando un gol en la final de Copa de 1948 (ante el Sevilla, 1-4). Ficha por un Real Madrid (223/21) que aún no es un equipo grande, se hace imprescindible en el centro del campo merengue durante nueve temporadas (en las últimas retrasa algo su posición), junto a Molowny y Roque Olsen. Los títulos tardan en llegar (habrá que esperar a Di Stéfano): ligas de 1954 y 1955, Copas Latinas de 1955 y 1957 (juega ambas finales) y tres Copas de Europa, jugando las dos finales de 1956 y 1957 y siendo autor del primer gol europeo del Real Madrid. En 1957-58 solo juega cuatro partidos, y al enfermar el técnico Luis Carniglia acepta el reto de ser entrenador provisional. Un año más tarde asumirá el cargo de forma definitiva, se sentará 15 años en el banquillo del Madrid.

Pato Araújo

Juan Araújo (La Carolina 1919 – Sevilla 2001). Canterano del Sevilla, da un salto de calidad en sus dos años cedido en el Xerez CF (es máximo goleador de Segunda), en que debuta el 26 de septiembre de 1943. Recuperado por el Sevilla, en su primera temporada gana la liga, el gol decisivo lo marca el joven Araújo en Les Corts (1-1) y en la segunda anota 21 goles. No se afianza como titular debido a lesiones y alguna expulsión (como la que le hace jugar solo 2 partidos en la Copa de 1948, en que es campeón). A partir de sus tres goles en los 15′ finales en Bilbao (2-3 en noviembre de 1949) es incuestionable en el Sevilla (207/139) que queda a un gol de ganar la Liga en 1951 y brega hasta la semifinal de Copa de 1955 (un gol de Araújo para ganar 1-3 al Madrid), aunque no jugará la final ni casi nada en la liga siguuente (de nuevo subcampeón). Acaba su carrera en Segunda, en el Córdoba CF (28 goles en 1956-57) y en el Xerez Deportivo (hasta 1958).

Escudero

Adrián Escudero (Madrid 1927 – Madrid 2011). A los 17 años deja el CD Mediodía para probar en el Atlético Madrid (287/150), en que debuta el 27 de enero de 1946, se hace con un puesto en el ataque y deviene el goleador de la delantera de cristal: Escudero marca el primer gol del histórico 5-0 al Real Madrid (1947) y otro en el 3-6 en Chamartín (1950), gana la Liga en 1950 y 1951 y la Copa Eva Perón de 1951 (Escudero anota el 2-0 al Barcelona). Salvo una lesión en diciembre de 1949 es titular durante 11 años. Juega menos desde enero de 1957 y se retira en 1958 como máximo goleador histórico del Atlético Madrid pero sin jugar más que 3 partidos con la selección.

Molowny

Luis Molowny (Santa Cruz de Tenerife 1925 – Las Palmas 2010). Estuvo a punto de fichar por el Barcelona, pero acabó siendo estrella del Real Madrid. En 1946, cuando el Barça estaba a punto de fichar a un talentoso centrocampista del Marino, Santiago Bernabéu decido que el jugador ha de ser suyo, envía en avión a Quincoces y contrata a Luis Molowny. Tras dedicar unos meses a completar la mili, el 1 de diciembre de 1946 Molowny debuta marcando el gol de la victoria ante el Barcelona (2-1); permanece 12 temporadas en el club (172/90), especialmente brillante de 1949 a 1955, haciendo pareja en el centro del campo con Miguel Muñoz, ganando dos Ligas al llegar Alfredo Di Stéfano. Tras dos años en el banquillo, en 1957-58 juega en la UD Las Palmas (3/1)

Basora, el monstruo de Colombes

Estanislau Basora (Navàs 1926 – Las Palmas 2012). El 22 de septiembre de 1946 debuta en el Barça un joven extremo derecho procedente del Manresa; un año después es titular indiscutible, lo será durante 7 años mágicos en que gana 4 ligas y contribuye a conseguir dos Copas Latinas (marca el gol decisivo ante el Sporting en 1949 y dos goles en la semi ante la Juventus en 1952); miembro destacado (y el más veloz) del Barça de las Cinco Copas, se despide en 1958 tras ganar la Copa de Ferias (237/89), tras superar una grave lesión para lo cual es cedido medio año al Lleida en 1956. En 1949 marca tres goles para la selección en campo de Francia (1-5), además será el máximo goleador de España en el Mundial de 1950, igualado con Zarra, anotando los dos goles en el empate ante el campeón Uruguay (2-2).

Tonico Puchades

Antonio Puchades (Sueca 1925 – Sueca 2013). El jugador más querido de la historia del Valencia gracias a su implicación y pundonor en 12 temporadas en el club (258/4). No era el que tenía más calidad (su compañero en el centro del campo, Pasieguito, estaba más dotado) en el que ganó más títulos (militaba en el Mestalla cuando el Valencia gana la liga 1946-47 y él solo juega 4 partidos), pero desde octubre de 1947 a junio de 1955 solo falta en 8 partidos de liga (en este período además gana dos Copas, es el capitán en la heroica final de 1954), erigido en líder indiscutible del Valencia. Se retira en 1958 sin haber jugado en ningún otro equipo.

Parra

Josep Parra (Blanes 1925 – Terrassa 2016). Fichado con urgencia del Terrassa por un RCD Español (216/1) que necesitaba reforzar el centro del campo, Parra debuta el 18 de enero de 1948. La temporada siguiente Pep Espada lo descubre como defensa central, tan efectivo que irá al Mundial 1950 con España (queda cuarta clasificada), donde será elegido para el equipo ideal. Baluarte junto a Argilès en el Español del oxígeno de Scopelli, indiscutible hasta 1955, luego dos años alternando el verde y el banquillo; desde febrero de 1957 a mayo de 1959 sigue en plantilla pero no juega, por fin da el paso de jugar en Tercera en UD Cartagenera y UE Sants. Coincide con otra leyenda periquita, Julián Arcas, en el Terrassa y diez años en el Espanyol.

Ben Barek (MAR)

Abd al-Qadir Larbi Ben Barek (Casablanca 1917 – Casablanca 1992). La primera gran estrella de color en el fútbol español empezó en su Marruecos natal, se da a conocer en el Stade Français (dirigido por Helenio Herrera) y la selección francesa y recala en el Atlético Madrid (114/58) en 1948 (debuta el 19 de septiembre) y es el artífice de la Delantera de Seda y la Delantera de Cristal que ganan dos títulos de Liga (de nuevo con H.H.); se recuerdan los dos primeros goles que marcó en el partido decisivo de 1950-51 ante el Valencia (4-4). Había llegado siendo ya un veterano (34 años) y seguirá hasta los 39, juega sus últimos partidos, castigado por las lesiones, en diciembre de 1953…. y aún jugará tres años en Francia, Argelia, Bélgica y Marruecos.

Carlsson (SUE)

Henry Carlsson (Falköping 1917 – Solna 1999). La pieza que completa la delantera de cristal es un sueco que ha liderado su selección hasta ser campeona olímpica en 1948, que llevaba un temporada muy discreta en el Stade Français. Con casi 32 años de edad llega al Atlético Madrid (87/32), debuta el 11 de septiembre de 1949, dos meses después ya le marca un hat trick al campeón Barcelona (4-1), gana la liga de 1950, marca dos goles en Chamartín al Real Madrid (3-6) y gana la liga de 1951, y otro gol del sueco da al Atlético la copa Eva Perón derrotando al Barcelona de Kubala (2-0). Se retira por la puerta grande en 1953.

Joseíto

José Iglesias, Joseíto (Zamora 1926 – Granada 2007). El lento ascenso de Joseíto pasa por Atlético Zamora, Valladolid y UD Salamanca hasta debutar en Segunda el 9 de octubre de 1949 en el Santander que asciende brillantemente (Joseíto aporta 29 goles) y con el que juega un año en Primera (10/3). En 1951 llega al Real Madrid (134/54) y se hace con el puesto de interior derecho, es campeón de Liga en 1954, 1955 (aunque solo juega la primera vuelta), 1957 y 1958, aunque este último año se ve en el banquillo por la llegada de Kopa. Puede presumir de ganar 4 Copas de Europa, aunque solo jugó 11 partidos, incluyendo las semifinales (un gol en cada partido) y la final de 1956 y la final de 1958, así como la final de Copa Latina ganada en 1957 y la de Copa de 1958, con derrota (Kopa no podía jugarla por ser extranjero). En 1959, tras dos años como suplente, acepta jugar en Segunda con el Levante UD y en ,1960-61, el Rayo Vallecano.

Segarra

Juanitu Segarra (Barcelona 1927 – Taradell 1980). El gran capitán histórico de Barcelona, en que jugó 16 temporadas, según la época era lateral izquierdo o centrocampista (sobre todo desde 1958). Hasta los 22 años jugaba en el Vilafranca, debuta en el Barça en amistoso contra el Espanyol (4-4) en mayo de 1950. Es parte del equipo de la Cinco Copas y el más emblemático capitán del Barça (297/17) que gana ligas y Copas de Ferias a finales de los 50. Se retira en 1964 con 15 títulos en su haber y un enorme prestigio como líder de un Barcelona que la afición añorará durante una década.

Kubala (HUN)

László Kubala (Budapest 1927 – Barcelona 2002). Más que un futbolista, tan brillante que Serrat le dedicó una canción describiendo su juego y que hubo que construir el Camp Nou para acoger a la creciente afición del Barcelona, club al que llegó tras una azarosa vida en que juega con Checoslovaquia y Hungría, es declarado prófugo por el gobierno de este país y forma un equipo de refugiados el Hungaria, del que pasará al Barcelona unto a su entrenador Daucík (que es su cuñado). Los problemas burocráticos retrasan su debut hasta la Copa de 1951… en dos años lideradrá al Barça de las Cinco Copas que gana dos Ligas, tres Copas y una Copa Latina, incluso sobreponiéndose a una grave tuberculosis. Tan imprevisible dentro como fuera del campo, capaz de marcar 7 goles al Gijón (9-0 en 1952) o de remontar él solo un partido, venerado incluso en sus últimos años (enfrentado a HH), se despide del Barcelona (186/131) en la triste final de la Copa de Europa de 1961, antes ganó 14 trofeos. Tras una temporada como entrenador del Barça, descuelga las botas y juega en 1963-64 en el Espanyol (29/7)

Garay

Jesús Garay (Bilbao 1930 – Bilbao 1995). Defensa central de gran sobriedad descubierto por el Athletic a los 18 años, juega cedido en el Erandio en Segunda antes de debutar el 8 de octubre de 1950 con una victoria por 9-4 ante el Celta. Protagonista junto a Orúe y Canito de la defensa histórica que gana el doblete en 1956, es uno de los Once aldeanos que en 1958 ganan la Copa (para Garay es la tercera). En 1960 el Athletic (242/7) lo traspasa al Barcelona (89/3), con ese dinero se construye la nueva tribuna de San Mamés, llamada Tribuna Jesús Garay); tras cinco años en que la veteranía no es suficiente para ganar títulos (solo levanta 1 Copa y pierde dos finales europeas) aún jugará en 1965-66 en el CD Málaga (16/0)

Carmelo Cedrún

Carmelo Cedrún (Amorebieta-Etxano 1930). Formado en el Amorebieta, a los 20 años ficha por el Athletic (334/0), debutando el 15 de abril de 1951. En noviembre de 1952 desplaza a Lezama de la portería bilbaína, la ocupará durante 11 años, en los que gana tres finales de Copa (1955, 1956 y 1958, con los once aldeanos), gana la Liga de 1956, juega la final de la Copa Latina 1956 y vive la histórica campaña europea de 1956-57. Titular con España en el Mundial 1962, ha de dejar paso a Iribar en octubre de 1963, Carmelo sigue su carrera en 1964 en el Español (82/0), que se encumbra al tercer puesto en la Liga de 1967, año en que emprende viaje para una exótica temporada en Baltimore Bays de la NASL (1968).

Zárraga

José María Zárraga (Getxo 1930 – Madrid 2012). Cinco veces campeón de la Copa de Europa, jugando las cinco finales. Zárraga se inicia en CD Ibarra, Arenas de Guecho (en Tercera) y Universidad de Deusto antes de fichar en 1949 por el Plus Ultra, con el que juega dos años en Segunda. Debuta con el Real Madrid el 14 de octubre de 1951, desde diciembre es centrocampista titular (lo será durante una década), casi siempre con Miguel Muñoz a su lado. Campeón de liga en 1954 y 1955 (en esta está tres meses lesionado), marca un gol a Belenenses en semifinales de Copa Latina 1955 (luego será campeón). Con la creación de la Copa de Europa, llega la leyenda Zárraga: los primeros tres años juega todos los partidos, incluyendo las tres finales ganadas (según él mismo, la mejor es la del Milan en 1958), también gana las ligas de 1957 y 1958; reconvertido en defensa en 1959, se pierde dos semifinales pero disputa y gana la final; en 1960 no era titular en liga, pero la lesión del centrocampista Félix Ruiz deja un puesto para Zárraga, que juega y gana su quinta final (7-3 al Eintracht), así como la Intercontinental de 1960. Permanece en el Real Madrid (217/5) dos años más en que casi no juega pero suma dos títulos de Liga.

Gento, Zárraga y Di Stéfano

Marquitos

Marcos Alonso, Marquitos (Santander 1933 – Santander 2012) fue el lateral derecho imprescindible del gran Real Madrid. Debuta en Primera el 16 de diciembre de 1951 es su Real Santander (42/0), en que madura hasta fichar por el Real Madrid (158/2) en 1954 con 21 años; permanecerá 8 temporadas y media, en que gana 5 Copas de Europa (juega 4 finales) y 6 Ligas, incluso marca un gol, el 3-3, en la final de 1956 ante el Stade Reims. Tras un año sin ser titular, prefiere cambiar de aires y desde diciembre de 1962 juega en el Hércules (en Segunda), Real Murcia (24/1) y Calvo Sotelo (dos años en Segunda hasta retirarse en 1966). Marquitos debuta con España (1955) inaugurando una nisaga que continuarán su hijo Marcos (1981) y su nieto Marcos Alonso (2018).

Gento, la Galerna

Francisco Gento (Guarnizo 1933 – Madrid 2022). Su calidad, su excepcional punta de velocidad y su acierto cara al gol hacen de Paco Gento el gran extremo izquierdo del Madrid de Di Stéfano y tambien de la década de los 60, en que domina absolutamente el fútbol español. Insuperables sus 6 Copas de Europa y 12 Ligas, ganadas todas en el Real Madrid que lo ficha con 20 años tras verle jugar solo 10 partidos en Primera desde que debuta con el Santander (10/2) el 22 de febrero de 1953. Correrá como nadie más lo ha hecho la banda izquierda del Real Madrid (427/127) durante 18 temporadas, en que disputa 8 finales de Copa de Europa (marca en 1957 a la Fiorentina y el gol de la victoria en la prórroga en 1958 ante el Milan) y su último partido es el desempate de la final de la Recopa de 1971 ante el Chelsea, que es el único en 600 partidos en el Real Madrid en que entró desde el banquillo. Pese a esta derrota y sin contar la Eurocopa 1964 (no jugó en la fase final), Gento cierra su carrera con 23 títulos.

Maguregui

José María Maguregui (Urao-Miraballes 1934 – Bilbao 2013). Tras iniciarse en el CD VIllosa de Llodio y el Arenas de Guecho, Maguregui debuta en el Athletic el 14 de septiembre de 1952 aunque será un año después cuando empiece a formar el legendario centro del campo bilbaíno con Mauri, con quien convive 9 años en los que el Athletic reverdece laureles en Liga (1956) y Copa (1955, 1956 y 1958) e incluso impresiona en Copa Latina (finalistas en 1956) y en Europa. Magu, que era el más técnico de los dos, quizá deja el Athletic (198/35) demasiado pronto, para probar en 1961 en el Sevilla (19/0), en 1963 en el Espanyol (14/3) y en 1964 en el Recreativo (un año en Segunda) antes de empezar una larguísima carrera como entrenador de equipos modestos de 1969 a 1993.

Faas Wilkes (HOL)

Servaas Wilkes (Rotterdam 1923 – Rotterdam 2006). El mejor jugador holandés del momento, ya había ganado una Liga italiana con el Inter (1949-1952) pero tuvo una temporada muy discreta en el Torino. Con 30 años ficha por el Valencia (62/28), debuta el 20 de septiembre de 1953, en octubre marca un hat trick al Atlético Madrid (4-1), un año después, un póker al Santander (8-1). En diciembre de 1954 empiezan los problema de salud (padece bocio) que causan que en abril de 1956 vuelva a su país, al VV Venlo. La nostalgia le hace regresar para jugar un año en Segunda, en el Levante, al que lleva a la promoción de ascenso (mayo de 1959) aunque tras perderla se despide y acaba su carrera en Fortuna 54 y Xerxes (hasta 1964).

Di Stéfano, la Saeta Rubia (ARG)

Balón de Oro 1957 y 1959. Balón de Plata 1956

Alfredo di Stéfano (Buenos Aires 1926 – Madrid 2014). Si un futbolista ha cambiado la historia de un club, para llevarlo a ser el mejor del mundo, ese es Don Alfredo di Stéfano. Campeón y autor de 6 goles en la Copa América de 1947, su carrera en Argentina (donde se convierte en estrella de River Plate en la época post-La Máquina) se ve truncada por una huelga que le lleva a fichar en 1949 por Millonarios de Bogotá. En 1952 el Barcelona compra sus derechos a River, incluso Di Stéfano se instala en Catalunya, pero Santiago Bernabéu negocia con Millonarios, la FIFA se desentiende y la posterior decisión de las autoridades españoles resulta inaceptable para el Barça, por lo que la saeta rubia recala finalmente en el Real Madrid (282/216) el 27 de septiembre de 1953. A partir de ahí, ejerce de jugador total, goleador, creador y líder, dos ligas en los primeros dos años, dos Ligas, dos Copas Latinas y cinco Copas de Europa en los cinco siguientes, la Intercontinental de 1960, cuatro ligas más en sus últimas cuatro temporadas. Entre sus 308 goles para el Madrid destacan los que marca en 4 finales de Copa de Europa (tres goles al Eintracht en 1960), además es máximo goleador de la Liga en 1954, 1956, 1957, 1958 y 1959. También juega con la selección española de 1957 a 1962. Enfrentado a Bernabéu cuando este le relega a la suplencia en dos partidos europeos, en 1964 se va al Español (47/14) a las órdenes de su amigo Kubala, donde se retira en mayo de 1966.

Luisito Suárez

Luis Suárez Miramontes (A Coruña 1935) es el único jugador español ganador del Balón de Oro, en 1960, en su último año en el Barcelona. Debutó en Primera en Les Corts (6 de diciembre de 1953) pero con la camiseta del Deportivo (17/3); solo 5 meses después debutaba con la del Barça (en otro partido ante el Depor, en Copa). Su enorme talento como interior izquierdo le lleva a ganar protagonismo en sus 7 años en el Barça, hasta el punto de desplazar a Kubala. Luisito Suárez es decisivo en las dos Copas de Ferias ganadas por el Barcelona (122/60), y marca los dos goles en campo del Real Madrid que permiten eliminarlo de la Copa de Europa 1960-61, pero tras perder la final de Berna escucha la llamada del Inter de Milán de Helenio Herrera (el fichaje más caro del mundo en ese momento), en el que será la gran estrella y se proclamará tricampeón de Liga y bicampeón de Europa de clubs (1964 y 1965); también es campeón europeo con España en 1964, su presencia en el la selección se prolonga de 1957 a 1972. Cuelga las botas en la Sampdoria en 1973.

Balón de Oro 1960. Plata 1961 y 1964. Bronce 1965

Rivilla

Feliciano Muñoz Rivilla (Ávila 1936-Madrid 2017). Legendario lateral derecho durante una década del Atlético de Madrid, que lo ficha del Real Ávila (de Tercera) en 1955, aunque ya había debutado en Segunda en el Real Murcia el 13 de septiembre de 1953. Aún jugará tres años más en Segunda como cedido, en Plus Ultra y Rayo Vallecano. Por fin se incorpora al Atlético Madrid (244/4) en 1958 y Daučík le da la titularidad, que mantiene en la triple semifinal de Copa de Europa contra el Real Madrid (1959), las dos finales de Copa ganadas al Real Madrid (1960 y 1961), las finales de Recopa de 1962 (ganada en desempate) y 1963, los tres duelos ante la Juventus en 1965 y la final copera ganada en 1965. Por encima de todos, campeón de Eurocopa 1964 con España (juega semis y final) y de Liga en 1966 con el Atlético. En junio de 1968 juega su último partido oficial con el Atleti.

Héctor Rial (ARG)

José Héctor Rial (Pergamino 1928 – Madrid 1991). Tras despuntar en la gira del mítico San Lorenzo de Almagro (1948), el argentino Rial recala en Colombia y Uruguay hasta que Di Stéfano pide su fichaje para que le acompañe como interior izquierdo en el Real Madrid, en el que debuta el 12 de septiembre de 1954. En su primera temporada marca los dos goles en la final de la Copa Latina ante el Stade Reims (2-0) y en la segunda otros dos goles en la final de la primera Copa de Europa ante el mismo rival (4-3). En siete temporadas (114/60) gana 4 Ligas y 5 Copas de Europa, aunque no jugó la final de 1960 porque había dejado de ser titular por lo que meses después ficha por el chileno Unión Española, y luego por el RCD Espanyol (6/0) en 1961-62 y por el Olympique de Marsella.

Peiró, el galgo

Joaquín Peiró (Madrid 1936 – Madrid 2020). El galgo del Metropolitano llega al Atlético Madrid procedente de la AD Ferroviaria a los 18 años, aunque pasa un año en Segunda cedido en el Real Murcia. Debuta el Atlético Madrid el 1 de enero de 1956 marcándole un gol al Murcia. En 7 años como interior izquierdo el Atlético Madrid (166/95) forma el ala infernal con Enrique Collar, logrando éxitos como dos Copas y una Recopa, con Peiró marcando goles en cada una de estas finales, incluso en el desempate ante la Fiorentina; pocos días después anota 4 goles en campo del Sevilla… y es traspasado al acaudalado Torino (octubre 1962); de allí al Inter (1964) y la Roma (1966 a 1970); entre sus triunfos italianos dos Ligas y una Copa de Europa con el Inter y una Copa con la Roma.

Kopa, el Napoleón del fútbol (FRA)

Balón de Oro 1957. Plata 1959. Bronce 1956 y 1957

Raymond Kopaszewski, Kopa (Noeux les Mines 1931 – Angers 2017). El pequeño delantero francés lidera el Stade Reims (1951-56) al que lleva a la final de la Copa de Europa de 1956, tras la cual ficha por el Real Madrid. Ha de esperar a la nacionalización de Di Stéfano para debutar (21 de octubre de 1956) y tras varias pruebas se afianza como extremo derecho. En 3 temporadas en el Real Madrid (79/24) gana 3 Copas de Europa, 2 Ligas y 1 Copa Latina; en su primera temporada marca en Manchester (2-2) un valioso gol en semifinales de Copa de Europa. Su deseo de regresar a Francia para jugar con su selección (fue elegido mejor jugador del Mundial 1958) hace que vuelva en 1959 al Stade Reims.

Chus Pereda

Jesús Pereda (Medina de Pomar 1938 – Barcelona 2011). Interior derecho burgalés que debuta en Segunda con el Indauchu el 18 de marzo de 1956 con solo 17 años. Causa tal sensación que en enero de 1958 le ficha el Real Madrid (2/1) para disputar dos partidos de liga (es campeón), uno de Copa de Europa (campeón) y la Copa (juega y pierde la final), pero luego es enviado a foguearse un año en Segunda en Valladolid, al que siguen dos años en el Sevilla (56/13). En 1961 aterriza en el Barcelona (139/42), que será su casa por 8 temporadas, aunque marcado por las lesiones de rodilla: enero de 1965, noviembre de 1965 y toda la temporada 1967-68, aunque llega a tiempo para la Final de Copa, en que sale campeón, como ya hizo en 1963, en que Pereda marcó el primer gol al Zaragoza (2-0). Se despide del Barça en la final de Recopa de 1969, aunque al año siguiente vuelve a Europa con el Sabadell (5/0). Campeon de Ferias 1966 aunque no juega la final, tampoco jugó la de 1962 en que había marcado un gol vital en semis en Belgrado. Antes de retirarse juega casi todo con el Mallorca en Segunda de 1970 a 1972. Su partido más memorable es, sin duda, la final de la Eurocopa de 1964 en que marca un gol y da la asistencia a Marcelino en el otro.

Eulogio Martínez (PAR)

Eulogio Martínez (Asunción 1935 – Barcelona 1984). Fabuloso delantero paraguayo que vivirá tardes gloriosas en el Barcelona pero carece de regularidad. Imparable en Libertad (1953-1955), debuta en el Barcelona (111/61) el 16 de septiembre de 1956. Increíble actuación en la Copa ganada en 1957: le marca 7 goles al Atlético Madrid (8-1) y cuatro al Real Madrid. En septiembre marca el primer gol en la inauguración del Camp Nou. Sus goles ayudan a ganar la Liga en 1959 y 1960 y la Copa de 1959 (marca el primero en la final); también anota en los dos partidos de la final de Copa de Ferias de 1958 y en la vuelta de 1960. Como sus compañeros decae desde entonces. Tras jugar con España el Mundial de 1962 ficha por el Elche (41/7) y en 1964 por el Atlético Madrid (2/0) en que solo juega 3 partidos. Acaba su carrera en el Europa, con el que juega en Segunda División en 1965-66.

Olivella

Ferran Olivella (Barcelona 1935). Salido de un equipo de barrio, el Pueblo Seco, Olivella es uno de los artífices del ascenso del filial España Industrial a Primera en 1956, por lo que debutará en esta categoría ya en el Barcelona (214/1) el 9 de septiembre de 1956. Se afianza como lateral derecho titular durante 5 temporadas (en que gana dos ligas). Dos años más como suplente antes de redescubrirse como central en 1963; no solo vuelve a ser titular indiscutible, sino que juega (y es el capitán) con la España que gana la Eurocopa 1964 así como la Copia de Ferias de 1966, que le convierte en el único futbolista que la ha ganado tres veces. Tras dos últimas temporadas en que apenas juega, se retira en 1969 en el que fue su único club profesional.

Adelardo

Adelardo Rodríguez (Badajoz 1939). El gran capitán y el jugador con más partidos en la historia del Atlético Madrid (550 en todas la competiciones) debuta en Segunda en el CD Badajoz el 29 de septiembre de 1957; tras solo dos temporadas lo Daucík ficha el Atlético Madrid, en que debuta poco antes de cumplir los 20 años de edad, y donde permanecerá 17 años (401/73), titular en todas salvo la última (1975-76) siempre como interior, acompañado por Peiró, luego por Luis Aragonés, y más tarde por Irureta. En 17 temporadas suma tres ligas, cinco Copas, una Recopa y una Intercontinental; le faltó la Copa de Europa pese a que marcó el gol definitivo que eliminaba al Celtic en la semifinal de 1974.

Santamaría (URU)

José Emilio Santamaría (Montevideo 1929). En 1947 debuta en CD Nacional como defensa central, Enrique Fernández lo pasa al lateral derecho en 1950, en que gana el primero de sus 5 campeonatos uruguayos , tres de ellos consecutivos antes de debutar el 15 de septiembre de 1957 en el Real Madrid (227/2); enseguida es titular (salvo tras su expulsión en el Camp Nou, 4-0, en octubre de 1958); gana su primera Liga y tres Copas de Europa seguidas, en que se alinea en todos los partidos salvo uno, incluyendo las tres finales ganadas; aún jugará dos más, con derrota, en 1962 y 1964. Con la irrupción de Marquitos el uruguayo pasa al lateral izquierdo en el fantástico lustro en que gana una Intercontinental y cinco Ligas, además de jugar en la selección española; en 1962 es campeón de Copa después de haber perdido tres finales. Su última temporada es discreta, pero juega dos partidos de Copa de Europa (el Madrid será campeón) y disputa su último encuentro oficial en diciembre de 1965.

Kocsis, cabeza de oro (HUN)

Sándor Kocsis (Budapest 1929 – Barcelona 1979). El máximo goleador del Mundial 1954, en que solo es subcampeón tras una final inverosímil, autor de 75 goles para Hungría, mito del Honvéd, deja el país tras la contrarrevolución de 1956, recala en Suiza y finalmente Kubala lo trae al Barcelona en mayo de 1958, aunque no debuta en Liga hasta el 23 de noviembre. Es el gran héroe de la Copa de 1959 (dos goles en el 2-4 en Madrid) y anota los admirados cuatro goles en campo del campeón inglés Wolverhampton (2-5) en 1960 en Copa de Europa, también marca en la final de 1961 (con otra increíble derrota en el mismo campo que en 1954) y los dos partidos de la final de Ferias de 1962; sigue marcando goles para el Barça (75/42) hasta 1964, apenas juega hasta su retirada en 1966.

Kocsis, Kubala y Czibor

Luis del Sol

Luis del Sol (Arcos de Jalón 1935 – Sevilla 2021). Nacido en Soria, pero llega a ser el mejor jugador de la cantera del Betis. Del Sol ve el equipo bético en Tercera, juega cuatro años en Segunda y debuta en Primera (40/6) el 14 de septiembre de 1958; su enorme talento y la lesión de Rial hacen que lo fiche el Real Madrid (55/29) para jugar de interior izquierdo en abril de 1960, ha de estrenarse en la semifinal contra el Barça (3-1). Sin embargo, en 1962 (tras ganar 2 Ligas y 1 Copa de Europa) aepta una oferta millonaria de la Juventus; solo gana la liga en 1967 y pasa a la Roma (1970) para volver a su Betis para jugar la temporada 1972-73.

Vavá

Edvaldo Izídio Neto, Vavá (Recife 1934 – Río de Janeiro 2002). Campeón del mundo con Brasil 1958, marcando los dos primeros goles de la final. El Atlético de Madrid se dirige a Vasco de Gama para traer a este magnífico delantero, que debuta el 14 de septiembre de 1958 y juega grandes partidos en el Metropolitano en la primera temporada (5 goles al Zaragoza, 7-1) y participa de la triple semifinal de Copa de Europa contra el Real Madrid; sin embargo, su rendimiento es mucho menor en los desplazamientos. En 1961 ficha por Palmeiras y en 1962 vuelve a ser titular en un Brasil campeón del Mundial.

Puskás, cañoncito pum (HUN)

Balón de Plata 1960

Ferenc Puskás (Budapest 1927 – Budapest 2006). Posiblemente el mejor goleador del siglo XX, se le reconocen 803 goles. Jugador mundialmente conocido por los 81 goles que anota para Hungría (1945-1956), concluyendo uno en la final del Mundial, o los éxitos en Wembley y los Juegos de Helsinki. Al reprimirse la revuelta popular húngara de octubre de 1956 está en Bruselas con su equipo, el Honvéd, y decide no volver; tras un año sin papeles se incorpora al Real Madrid (180/156) el 14 de septiembre de 1958. En su primer año a Di Stéfano es campeón de Europa pero no juega la final; en 1960 vuelve a ser campeón y marca 4 goles en la final ante el Eintracht (¡irrepetible!) y gana su primer Pichichi; en los cinco años siguentes gana todas las ligas y 3 Pichichis más y pierde dos finales europeas; con 39 años sumará la Copa de Europa de 1966 porque aunque juega pocos partidos contribuye con un póker al Feyenoord (5-0) en octavos.

Didí (BRA)

Walter Pereira, Didí (Campos dos Goytacaces 1928 – Río de Janeiro 2001). Para perfeccionar aún más el Madrid de Di Stéfano solo cabe mejorar la posición de extremo derecho, qué mejor que fichar al del Brasil campeón del mundo en 1958, que ya ha triunfado en Fluminense y Botafogo, pero no lo hará en Madrid (19/6), en que debuta el 13 de septiembre de 1959 y ni siquiera llega a debutar en la Copa de Europa. Al acabar la temporada se le busca sustituto (Luis del Sol) y vuelve a Botafogo; dos años después vuelve a ser campeón del mundo con Brasil.

Zoco

Ignacio Zoco (Garde 1939 – Madrid 2015). Fruto de la cantera navarra, debuta el 19 de enero de 1960 en el centro del campo de un decepcionante Osasuna, en el que vive un descenso, un ascenso y un año de consolidación, tras el cual ficha por el Real Madrid. En la primera temporada pasa por variada posiciones de la defensa merengue, para convertirse en un balladar incuestionable durante 11 años: desde septiembre de 1963 hasta marzo de 1974, salvo una lesión en otoño de 1968. En las primeras 7 temporadas gana 6 ligas, marca dos goles en semifinales de Copa de Europa (pero pierde en la final), el colofón es ser campeón de la Copa de Europa de 1966, así como la Eurocopa de 1964 (alineado en semis y final) con España, en la que juega hasta 1969. También se adjudica la Copa de 1970, la Liga de 1972 y se despide en 1974 en la final de Copa ante el Barcelona (4-0).

Marcelino

Marcelino Martínez Cao (Ares 1940). Acertadísima apuesta del Real Zaragoza por un joven extremo derecho del Ferrol que ha jugado en 1958-59 en Segunda División. Debuta el 13 de septiembre de 1959 en el equipo aragonés, y dos años después con la selección española, en la que se consolida en 1964, a tiempo de jugar los últimos 4 partidos de la Eurocopa y marcar el gol decisivo ante la URSS en la final (2-1). Tres días después marca en la final de la Copa de Ferias (2-1 al Valencia) y once días después es campeón de Copa, son los primeros títulos en la historia del Real Zaragoza (232/70); también gana la Copa de 1966 y marca dos goles en la final de Copa de Ferias, pero sufre una terrible derrota por 2-4. Se retira en noviembre de 1969, recordado como uno de los históricos Cinco magníficos.

Carlos Lapetra

Carlos Lapetra (Zaragoza 1938 – Zaragoza 1995). El más dotado y recordado de los Cinco Magníficos es un oscense nacido en Zaragoza y que despunta en el Guadalajara en Tercera División en 1958-59. No pasa inadvertido para el Real Zaragoza, en el que debuta el 24 de enero de 1960. De sus carreras como extremo izquierdo salen los mejores años blanquillos (194/38): se consolida en Primera, gana la Copa en 1964 y 1966, Lapetra marca en ambas finales) y ante el Leeds en semifinales de la Copa de Ferias el gol que llevará al desempate, luego será campeón, pero padece la derrota de 1966. Junto a su inseparable Marcelino gana la Eurocopa de 1964 (juega los últimos 5 partidos). Dos graves lesiones le hacen perder la temporada 1967-68 y retirarse definitivamente en diciembre de 1968.

Cayetano Re (PAR)

Cayetano Re (Asunción 1938 – Elx 2013). Un pequeño delantero paraguayo (medía 155 cms.) llega a ser Pichichi de la Liga española. No lo tuvo fácil, tras jugar el Mundial de 1958 con Paraguay llega en 1959 al Elche (79/25) al que ayuda a mantenerse tres años en Primera y da el salto en 1962 al Barcelona (84/55), en tres temporadas ascendentes alcanza los 25 goles en 1964-65, pero en la siguiente se enfrenta a Roque Olsen que fuerza su salida en febrero de 1966… al Espanyol (aunque solo juega Ferias y Copa), donde será uno de los Cinco Delfines (110/23), y vivirá un descenso y un ascenso. Entre 1971 y 1973 se despide jugando en Terrassa y Badalona en Tercera

Luis Aragonés, el sabio de Hortaleza

Luis Aragonés (Hortaleza 1938 – Madrid 2014). El jugador con más personalidad de su época (y luego el entrenador con más carácter), vive varias cesiones y no despunta hasta los 22 años, cuando anota 11 goles en solo 8 partidos para el Plus Ultra en Segunda; el Oviedo (13/4) le ficha inmediatamente (diciembre de 1960) y tres goles suyos en el Camp Nou (3-5) le dan la permanencia. Desde 1961 reafirma su capacidad goleadora en el Betis (82/33), aunque donde se consagra es en el Atlético Madrid como interior (265/123), debuta en Copa en mayo de 1964 y se retira en noviembre de 1974… para pasar a ser el entrenador (y triunfar enseguida), tal era su carisma. En 10 años de rojiblanco, lidera al equipo para ganar 3 ligas y un par de noches de Copa de Europa: la del hat trick para remontar al Cágliari (1970) y el gol en la prórroga al Bayern en 1974 que casi hizo campeón al Atlético.

Gallego

Francisco Fernández Rodríguez, Gallego (Puerto Real 1944). Considerado el mejor defensa del momento, con 17 años debutó en Primera el 12 de octubre de 1961, esa temporada aún es juvenil (campeón de Copa juvenil), la siguiente la empieza en Segunda con el Sevilla Atlético; desde enero de 1963 es fijo en la defensa del Sevilla, que lo vende (contra el parecer de la afición) al Barcelona (248/14) en 1965, en un año es campeón de Copa de Ferias (lo juega casi todo) y juega el Mundial. Seguirán los títulos de Copa de 1968 y 1971, con decepciones en la Recopa 1969 y cada año en la Liga, hasta ganarla por fin en 1973-74. Los problemas de menisco hacen que juegue menos y decida volver a Sevilla en 1975, pese a su edad lidera la defensa cuatro años. En agosto de 1979 juega su partido de despedida, pero aún descolgará las botas para 3 partidos más en el Sevilla (185/12).

Waldo (BRA)

Waldo Machado (Niterói 1934 – Burjassot 2019). En el homenaje al brasileño Walter Marciano (delantero del Valencia desde 1957, fallecido en accidente en junio de 1961) destaca el ariete de Fluminense, un jovencísimo Waldo, que debuta el 3 de septiembre de 1961; dos meses después le marca 4 goles al Barcelona en Liga (6-2), participa en casi todos los partidos de las dos Copas de Ferias que gana el Valencia, marca en Zagreb en la final de 1963 juega la de 1964; además gana el Pichichi en 1965-66 y marca el gol que el elimina al Real Madrid en la Copa de 1967 (el Valencia será campeón). Tras nueve temporadas en el Valencia (216/115) juega un año en el Hércules en Segunda (1970-71).

Seminario, el Loco (PER)

Juan Roberto Seminario (Lima 1936).Dos goles en el Perú-Brasil de Copa América de 1959 despiertan el interés de varios equipos españoles, cuya disputa se resuelve con una prohibición por un año al jugador, por lo que este pasa de Del. Municipal (1954-1959) a Sporting de Lisboa (1959). Por fin debutará en el Real Zaragoza (38/33) el 3 de septiembre de 1961; a los 15 días logra un póker ante el Santander (6-1); pese a ser extremo izquierdo, el primer año gana el Pichichi con 25 goles. La temporada siguiente empieza aún mejor: 8 goles en 8 partidos de Liga llevan a un sonado fichaje por la Fiorentina en noviembre de 1962. No triunfa en Italia y llega al Barcelona (36/13) en 1964; en octubre dos goles suyos hacen que el Barça elimine a la misma Fiorentina (0-2), otro en el 90 fuerza un desempate ante el Racing Strassbourg (2-2). En octubre de 1965 es relegado al banquillo por más de un año, por lo que en 1967 acepta la oferta del Sabadell (35/9), donde vive una temporada buena y otra de declive. En 1969 vuelve al Perú, militará en tres equipos hasta 1972.

Iribar, el Txopo

José Ángel Iribar (Zarautz 1943). El más recordado portero del Athletic se da a concocer con 18 años en el Basconia, que elimina de la Copa al Atlético Madrid en marzo de 1962; el Barcelona quiere ficharle pero desiste cuando Iribar encaja 10 goles en el Camp Nou. Le ficha el Athletic, con el que debuta en Málaga el 23 de septiembre de 1962; tras un año a la sombra de Carmelo Cedrún, será titular indiscutible durante 16 temporadas (466/0); desde el principio destaca por su seguridad, con 20 años ya es el portero de España cuando gana la Eurocopa, establece un récord de 49 partidos en la selección (que deja de llamarle en 1976 por política). Con el Athletic gana dos Copas, pero su mejor año es 1969-70 en qu gana el Zamora y acaricia la Liga. Solo lamenta fallar un penalti en la tanda ante el Betis (1977). Idolatrado por la afición, solo deja de jugar en el invierno de 1973 (por una gravísima fiebre tifoidea) y desde noviembre de 1979 a junio de 1980, en que se retira.

Manuel Sanchis

Manuel Sanchis Martínez (Alberic 1938 – Madrid 2017). Histórico y padre de un histórico defensa del Real Madrid, empezó en el filial del Barcelona, juega cuatro años en el CD Condal en Segunda (1957-1961), para lugar pasar al Real Valladolid, con el que asciende a Primera (56/3) y desciende a Segunda. No llega la élite hasta tener casi los 27 años, debuta en el Real Madrid (143/1) el 7 de febrero de 1965 y enseguida se hace con un puesto de lateral izquierdo (y luego con el de defensa central); gana 4 ligas y la Copa de Europa del Madrid yé-yé. Juega en el Madrid hasta los 32 años, para acabar su carrera en el Córdoba (14/0) en 1971-72. Autor de muy pocos goles, anota una muy oportuno ante Suiza en el Mundial 1966.

Amancio, el Brujo

Amancio Amaro (A Coruña 1939). Difícil tarea liderar el Madrid de la época post-Di Stéfano, ese es el gran mérito de Amancio, cara visible del Madrid yé-yé. Forjado en cuatro años en Segunda con el Deportivo (asciende y gana el Pichichi en el último), en 1962 ficha por el Real Madrid (344/119); debuta el 5 de septiembre en un partido de Copa de Europa. Pasa por diversas posiciones del ataque; marca el gol del empate en la final de Copa de Europa de 1966, gana 6 ligas en sus primeros 7 años, obtiene el trofeo Pichichi en 1969 y 1970; desde ese momento anota menos goles, pero gana 3 ligas más. Se retira tras 14 temporadas, en todas disputa al menos a mitad de los partidos. En 12 años con la selección destaca el gol ante Hungría en la prórroga de la semifinal de la Eurocopa de 1964.

Balón de Bronce 1964

Pirri

José Martínez, Pirri (Ceuta 1945). Una de los más recordados capitanes del Real Madrid, es posteriormente el médico del club. Salió del Atlético Ceuta en 1963 para jugar en Segunda en el Granada (donde estudiaba medicina). ficha por el Real Madrid (417/123), con el que debuta goleando al Barcelona (4-1) el 8 de noviembre de 1964; no dejará de ser titular los próximos 15 años (salvo el invierno de 1969), imprescindible en el centro del campo, elogiado por jugar incluso con graves lesiones (finales de Copa de 1968 y 1975 y de Recopa de 1971). Acumula nada menos que 10 títulos de Liga (solo le supera Gento), así como 1 Copa de Europa; con 30 años es el máximo goleador merengue en la liga y con 33 retrocede su posición a líbero, para marcharse al Puebla (1980-1982) tras ganar su 4ª Copa.

Miguel Reina

Miguel Reina (Córdoba 1946). Solo debutar en el Córdoba CF (46/0) el 11 de octubre de 1966 da inicio a una racha histórica: En 14 partidos como local solo encara un gol. En febrero de 1966 ficha por el Barcelona (111/0), juega semifinales de Copa de Ferias (es campeón pero no juega la final); no logra ser titular en el Barça hasta septiembre de 1969; vive en 1971 el éxito en la Copa y la decepción en la Liga, que se repte en 1973, con Reina señalado como culpable por una inoportuna fiesta nocturna. Con el trofeo Zamora 1973 bajo el brazo recala en el Atlético Madrid (155/0), en que disputa la Copa de Europa de 1974, incluyendo las dos finales; en 1975 pierde por penaltis la final de Copa, pero acumula títulos: Intercontinental, Copa 1976 y Liga 1977 junto a su segundo Zamora; en octubre de 1978 pasa a ser suplente y se retira en mayo de 1980. Lo de brillar en la selección lo deja su honor Pepe Reina, tricampeón con España sin jugar ningún partido en las fases finales.

Marcial

Marcial Pina (Bárzana 1946). El 18 de octubre de 1964 el Elche (48/5) da la alternativa a un rubio delantero asturiano de 18 años, que llama la atención del Español (58/15), al que llega en mayo de 1966 para completar los Cinco Delfines, que brillan en 1967 pero descienden a Segunda en 1969, fecha en que Marcial ficha por el Barcelona (210/48), en que permanece 8 años en los que gana una Copa y una Liga (marca en Gijón los tres goles que hacen campeón al Barça en el primer año de Cruyff, Marcial se destapa con 18 goles). Tras ser despedido por una escandalosa fiesta nocturna en 1977 recala en el Atlético Madrid (63/12), en que permanece tres años, con los recordados dos goles de falta con dos piernas distintas en el Camp Nou (2-4) en 1978.

Germán

Germán Dévora (Las Palmas 1943). El jugador más recordado que la hornada de jóvenes canarios que llevaron a Las Palmas a competir con los grandes. Formado en la playa de Las Canteras, llega a la UD Las Palmas a los 15 años, en 1962 debuta con el primer equipo en Segunda, y el 13 de septiembre de 1964 debuta en Primera con dos goles al Barcelona (2-1); desde septiembre de 1966 es titular indiscutible junto a los Guedes, Gilberto, Pepe Juan o León, llevando a la Unión a ser tercero (1967) y subcampeón de Liga (1968) y marca dos goles en la histórica remontada a Torino (4-0 en 1972); con Germán con el 10 a la espalda, titular hasta febrero de 1977, Las Palmas (349/85) se mantiene siempre en Primera. Se retira en 1978 sin jugar en ningún otro club.

Sol

Juan Cruz Sol (Elgoibar 1947 – València 2020). Aún no tenía 18 años este joven guipuzcoano al debutar con el Valencia el 4 de septiembre de 1965; en 1968 marca el gol que remontaba un 4-0 al Sporting Portugal, juega todos los partidos en la Copa que gana el Valencia en 1969 pero no logra ser titular indiscutible hasta enero de 1970. Juan Sol es un bastión en la defensa valenciana en la histórica Liga 1970-71, con la mancha de la expulsión en la final de Copa perdida en 1971. En 1975 ficha por el Real Madrid (110/0) en que permanece 4 temporadas en las que gana tres Ligas. Aún jugará año y medio en el Valencia entre 1980 y 1981, pero solo 3 partidos completos, para totalizar 238 partidos (y 14 goles) en 11 temporadas con los che.

Gárate

José Eulogio Gárate (Sarandí 1944). Cuando debuta en Segunda División, con el Indauchu el 26 de septiembre de 1965, Eulogio Gárate aún tiene la nacionalidad argentina, pese ser hijo de vascos y haberse criado desde bebé en Eibar (jugó en Tercera con los azulgrana en 1963-1965). Ya como español ficha por el Atlético Madrid (241/109) en octubre de 1966; destaca con 4 goles en Viena en 1967. Su regularidad goleadora le lleva a lograr tres trofeos Pichichi consecutivos, todos ellos compartidos (con cifras que hoy parecen bajas, entre 14 y 17 goles). Juega todos en la Liga 1969-70, en que el Atlético es campeón, y marca el gol de la victoria en la final de Copa de 1972 ante el Valencia y el primer gol ante el Celtic en 1974. Su último gol hizo al Atlético campeón de Copa en 1976 (1-0 al Zaragoza). Debido a un hongo que le destroza la rodilla ha de retirarse en octubre de 1976.

Asensi

Juan Manuel Asensi (Alacant 1947). No imaginaba el joven Asensi que debutó en Primera con el Elche el 5 de febrero de 1967 en el Camp Nou que esa iba a ser su casa. Contribuye durante tres temporadas a la permanencia del Elche (80/23) antes de fichar por el Barcelona, en que jugará de interior durante más de 10 de años, hasta que en noviembre de 1980 sorprende al decidir irse al Puebla FC y de allí al Oaxtepec (1982-1984). Vive grandes tardes como interior del Barcelona (299/77), como la victoria 0-5 ante el Real Madrid en 1974 (con dos goles de Asensi), marcar un gol en la final de Copa y ser el autor de otro en la final de Basilea de 1979, en que recoge el trofeo de la Recopa como capitán del Barça.

Charli Rexach

Carles Rexach (Barcelona 1947). Nacido en Les Corts, formado en la cantera del Barça, juega en el Condal en Segunda en 1965-66 y algunos partidos de Copa con el Barcelona en 1965 y 1966. Tras mucho esperar, se estrena el Liga (328/81) el 10 de septiembre de 1967, y disputa en una final de Copa pocos meses después (será 4 veces campeón); siguen un trofeo Pichichi (1971) una Liga ganada brillantemente, marcar goles en dos finales de Recopa (1969 y 1979) y la gran noche europea ante el Feyenoord, había que remontar un 3-0 y Charli marca tres goles para que el Barça avance en la Copa de Europa de 1974. Extremo derecha aplaudido y despreocupado, Rexach recuerda su gol al Madrid desde 30 metros que calló a público que le silbaba. Se retira sin haber salido del Barça en 1981.

Quini

Enrique Castro, Quini (Oviedo 1949 – Gijón 2018). Todo el mundo amaba a Quini, de además de un gran corazón fue un delantero centro con registros admirables pese a jugar casi siempre en el modesto Sporting de Gijón. Juega en Tercera con el Ensidesa (1967), tras golear al filial gijonés lo ficha el Real Gijón (debuta el 15 de diciembre de 1968), un año después sus 24 goles suponen el ascenso y le supone su primer trofeo Pichichi de Segunda (repetirá en 1977). En un equipo muy limitado, gana dos trofeos Pichichi en 1974 y 1976, este último coincide con el descenso; pese a ello, Quini se queda en GIjón y participa de un nuevo ascenso y de los mágicos años en que el Sporting es subcampeón de Liga (1979) y aspirante (1980), este año vuelve a ser Pichichi y, con 31 años, acepta al fin la repetida oferta del Barcelona (100/53), en el que vive un largo secuestro (marzo de 1981), gana otros dos Pichichi, marca dos goles en la final de Copa (3-1 a su querido Sporting) y el gol decisivo en la Recopa de 1982. Aún volverá al Sporting (348/165) en 1984 para retirarse en 1987, con 7 trofeos de máximo goleador en la mochila.

Miguel Ángel

Miguel Ángel González (Ourense 1947). Tras formarse en el Couto orensano y jugar en Segunda en el CD Castellón, en 1968 ficha por el Real Madrid, donde no es fácil hacerse con el puesto de portero: no debuta en Liga hasta el 23 de noviembre de 1969 y pasará 6 años como suplente. Tras la mrcha de Miguel Muñoz, Miguel Ángel será titular en la final de Copa de 1974 (el 4-0 al Barcelona) y juega todo de mayo de 1974 a enero de 1979. Desplazado por el joven García Remón, vuelve a la portería blanca de 1983 a 1985 para retirarse un año después con bagaje de 18 temporadas en el Madrid (247/0), en que ha ganado 8 ligas, así como un Zamora (1976).

Rubén Valdez (ARG)

Óscar Rubén Valdez (Buenos Aires 1946). No podían ficharse extranjeros, pero el Valencia contrata al delantero argentino del Platense Rubén Valdez en calidad de oriundo, debutará el 17 de octubre de 1970; dos semanas después marca en campo del Barcelona (0-2) un gol que será decisivo a la larga para que el Valencia gane la Liga. En junio de 1972 marca el gol que elimina al Real Madrid y lleva al Valencia a la final de Copa; serán 8 temporadas en total (166/42) en que llegará a jugar en la seleción española, hasta que se le excluye en un acuerdo con FIFA al descubrirse que la documentación que le acredita como oriundo es falsa. En 1978 ficha por el CD Castellón (en Segunda) y en 1979 por el Kimberley argentino.

Migueli

Miguel Bernardo Bianquetti, Migueli (Ceuta 1951). Defensa central de gran energía y aspecto imponente, lo que le valió ser llamado Tarzán, llegará a ser un histórico capitán del Barcelona en el que jugará 668 partidos. Procedente del modesto CD O’Donnell de Ceuta debuta el 27 de diciembre de 1970 en el Cádiz CF para jugar tres años en Segunda, llamando la atención del Barcelona; casi no juega el primer año, pero es indiscutible de 1974 a 1988 (salvo el primer año de Menotti), en Liga (391/20) es un balladar en el título de 1984-85 (en que marca goles a Madrid y Atlético), tiene tres titulos de Recopa: 1979 (juega la final de Basilea con una clavícula rota), 1982 y 1989, aunque esta última temporada no juega nada, por su edad (38 años).

Santillana

Carlos Alonso, Santillana (Santillana del Mar 1952). El mejor rematador de cabeza de la época, no solo por la altura sino por sus asombrosos saltos, Con apenas los 19 años el Real Madrid (461/186) al Pichichi de Segunda, que jeuga en R.Santander y antes lo hizo en Tercera con el Barreda. Santillana debuta el 5 de septiembre de 1971; no solo estará 17 años en el club merengue, sino que es titular hasta 1984 casi sin interrupción (solo la de la lesión por una fala de De Felipe en 1973). Palmarés con 9 Ligas y 4 Copas, en sus últimos años colabora en ganar dos Copas de la UEFA, con las históricas goleadas en el Bernabéu: así marca dos goles al Derby (5-1) en 1975, dos al Inter (3-0) y dos al Borussia (4-0) en 1985, otros dos al Inter (5-1) en 1986 sin olvidar sus famosos 4 goles al Zaragoza (5-3 en Copa de la Liga) y a Malta (12-1) en 1983.

Satrústegui

Jesús María Satrustegui (Pamplona 1954). Con 17 años el ariete del CD Pamplona ficha por la Real Sociedad; Satrústegui debuta en el San Sebastián en 1971 y en Primera el 8 de septiembre de 1973. Irá creciendo al mismo ritmo que la Real (297/133): debut en Europa en 1975 (dos goles al Grasshopper, 3-3), los cuatro goles al Atlético Madrid (4-1) en 1978, el récord de partidos sin perder (1979-80), ganar la Liga en 1981 y de nuevo en 1982 (en el tramo final de ambas Satrus aparece para derrotar por pelos al Espanyol). Una grave lesión en noviembre de 1982 le tiene dos años sin pisar un campo de fútbol. Aún jugará un año a buen nivel en la Real, pero pasa a ser suplente en diciembre de 1985 y se retira en junio con el récord de ser el máximo goleador histórico de los derbis con el Athletic (14 tantos).

J

Dani

Daniel Ruiz-Bazán, Dani (Sopuerta 1951). Aunque el Athletic lo ficha en 1971, Dani pasa un año en Tercera en el Bilbao Athletic y dos en Segunda en el Baracaldo, donde debuta en septiembre de 1972; dos años después lo hace en el Athletic en Primera (303/147). Experto goleador de cabeza, de bolea y de penalti; siempre como extremo derecho, junto a Carlos y Txetxu Rojo alcanza dos finales en 1977 (pero falla el penalti decisivo ante el Betis); con Argote y Manolo Sarabia gana la Liga de 1982-83 y el doblete de 1983-84 (aunque está lesionado de agosto a febrero), en que marca el gol que derrota 2-1 al Real Madrid y a la postre será decisivo. Se retira en 1986, tras 14 temporadas en San Mamés.

Pasa a la segunda parte – pasa a la tercera parte.